martes, 15 de enero de 2013

CANALES DE LA SIERRA, La Rioja

Hoy vamos a cambiar de ruta, nos vamos a ir hacia la zona de las 7 Villas, y vamos a comenzar por Canales de la Sierra, que se encuentra a 84 kilómetros de Logroño, en el extremo suroccidental, en la subcomarca del Alto Najerilla.

Es el último pueblo riojano de la carretera LR-113. Carretera con muchas curvas y rodeada de mucha y frondosa vegetación, que hace que nunca me canse de recorrerla. Da lo mismo la estación del año, siempre lo disfruto un montón

Por ella, y atravesando varios pueblos, llegamos a Canales de la Sierra, que hace frontera con Castilla y León, tan sólo 5 kilómetros le separan de la provincia de Burgos.

No era la primera vez que lo visitaba, ya con anterioridad habíamos estado allí, una vez porque nos acercamos a visitarlo, y otra regresando de un viaje que hicimos a la provincia de León, y de regreso a La Rioja lo hicimos por carreteras comarcales que nos llevaron hasta Canales. Ya os he comentado con anterioridad que aunque se dé mucha  más vuelta y las carreteras tengan más curvas, nosotros las preferimos, el paisaje es más bonito y el recorrido se hace mucho más ameno. Próximo a Canales se encuentran la Sierra de la Demanda, de Neila, de Hercilla y los Picos de Urbión.


Pues allí, a los pies de la Demanda, y entre otros grandes picos, como Peñalba, Quemada, Gamituerto y Cerezales encontramos este peculiar pueblo de ganaderos, que por sus construcciones me dio a entender que en su día tuvo mucho que ver en la historia. 


Por doquier puede ver casas nobles con blasones de los siglos XVI, XVII y XVIII, entre ellas está la casa palacio de Fernán Gonzalez

Construcciones nobles de piedra sillar


Y también casas de adobe con travesaños de madera en la segunda planta


Este edificio que en la actualidad es el Consistorio de Canales de la Sierra, se construyó en el siglo XIII como la primera iglesia de Canales, dedicada al culto de San Andrés.

Como se puede apreciar también fue construido con mampostería y entramado de madera en su segunda planta.

Más tarde cuando se construyeron otras iglesias, ésta pasó a ser una ermita. Tiempo después cuando cesó su actividad religiosa se convirtió en un teatro, al que se le considera el primer teatro de La Rioja. hasta llego a tener su propia compañía de teatro "La Serrana".

Hubo un tiempo en el que dicho teatro convivió con el más moderno cinematógrafo, pero debido a su abandono, en el año 1988 se cerró.
En la década de los 90 el teatro y sus antiguas corralas del siglo XVIII se restauraron.  



En su torre, además del reloj descubrí este rostro, que me llamó mucho la atención. Se trata del "Papamoscas", un artilugio mecánico del siglo XVI, del que solo se ve su parte exterior. Cada vez que el reloj  da la hora su boca se abre 

Campana de Fuego
Servía para dar aviso de incendio

Crucero o rollo de piedra


Tiene tres fuentes, Fuente Herrero, la fuente del Cristo, y el Burbullón.



Iglesia de Santa María del siglo XVI construida sobre la base de una iglesia románica, en sillería y mampostería. Fue restaurada en la segunda mitad del siglo XX




En lo alto del pueblo se encuentra la iglesia de San Cristóbal, la única en toda La Rioja que tiene la galería porticada y además conserva una pila bautismal del siglo XII.


En el pueblo se han hallado restos romanos. Se cree que fue deudo del primer conde de Castilla, Fernán González.



Este pueblo por el que las vacas pasean a sus anchas por sus calles, es uno de los pueblos que forman las 7 Villas.
 Siete pueblos ubicados entre las Sierras de la Demanda, el monte San Lorenzo, los Picos de Urbión y las Sierras de Hormazas y Camero Nuevo. Ruta natural por la que Gonzalo de Berceo viajaba entre San Millán de la Cogolla y Santo Domingo de Silos, los dos primeros enclaves del Camino de la Lengua Castellana.


También conocida como  "La Casa de las Siete Leguas", se le denominó de Islas, porque quedaba anclada entre los ríos Portilla y Urbión





El río Canales  que nace allí mismo, cruza y divide el pueblo, debido a ello se construyeron cinco puentes de piedra que unen los dos lados. Dos de ellos podrían ser romanos. 

Aguas del río Canales, que uniéndose con las del Neila, forman el río Najerilla



Artilugios de madera, que los serranos fabrican para preservar sus puertas del frío


Una de sus fiestas es en honor a Santiago, Santa Ana y Santa Anita, durante esos días se celebran los Cantares, cánticos a los recién casados, son cantos que se les crea especialmente para ellos, con anécdotas de sus vidas Los recién casados tienen que salir al balcón de su casa y se les regala las estrofas, deseándoles  un feliz y largo matrimonio.


Herrajes de los de antaño, nada que ver con los trabajos de hoy en día.


A la salida del pueblo se encuentra la ermita de San Antonio, con ingreso de medio punto, que tiene  un escudo con la Cruz de Santiago y sobre él la fecha de la construcción 1634

Y a 8 kilómetros la ermita de la Soledad, en ella la última semana de agosto, la cofradía "Esclavos de la Virgen de la Soledad"suelen hacer una romería que data de 1577, y que conserva ancestrales rituales. Los cofrades portando al cuello la imagen de la Virgen suelen ir ataviados con pesadas capas negras de lana merina, forradas con una tela de color rojizo.

Llegan al santuario de noche, portando grandes velas, después de haber hecho escalas en lugares de tradición. Es un lugar en el que  hoy en día se puede disfrutar de rituales de más de 400 años de antigüedad.
Allí pasan la noche entre penitencia, oraciones y bromas. Al día siguiente el resto de los vecinos y gentes de otros pueblos también suelen acudir.

Fiesta de la Enramada

También celebran la fiesta de San Juan, la noche del 23 de junio es tradición que los jóvenes corten rosas y con ellas preparen ramos que más tarde colocarán en las ventanas de las casas de sus enamoradas. A la mañana siguiente, día de San Juan, el chico lleva a su novia, montada a caballo hasta la ermita de San Juan, que se encuentra a 4 kilómetros de Canales. Allí, después de oír misa, comen todos juntos, bailan hasta el atardecer, que regresan al pueblo para celebrar la  corrida de gallos.
Me imagino que esta tradición ya no se celebrará como se solía hacer en la antigua usanza, cuando se colgaban los gallos boca a bajo y los jóvenes a caballo, tiraban de sus cuellos hasta estrangularlos o arrancarles la cabeza.