domingo, 29 de abril de 2012

PEDROSO - La Rioja

Pedroso es un pueblo muy bonito que pertenece a la comarca de Anguiano, se encuentra  a 45 Km. de Logroño en la carretera LR- 113 entre los pueblos de Bobadilla y Anguiano.


Son muchas las veces que he ido a visitarlo, y da lo mismo en la época del año en la que nos encontremos, siempre me ha parecido precioso. En otoño el color de las hojas del bosque de hayas y encinas que lo rodean le da un encanto especial.


El pueblo está formado por dos barrios, el de arriba y el de abajo. En el de arriba conocido como Somovilla, se encuentra la calle principal, con su ayuntamiento, casas con soportales, algunas de ellas solariegas de los S. XVII y XVIII y, también su iglesia parroquial.

Iglesia del Salvador destaca la portada de estilo gótico

Un día nublado de la pasada primavera


Callejeando por sus angostas y hermosas calles empedradas llegué  al barrio de abajo o Bolinviejo 


Iglesia de San Juan 

Muy cerquita del río y en pleno casco urbano descubrí esta iglesia dedicada al culto de san Juan, que actualmente se encuentra en un estado lamentable y abandonada. Es un edificio clasicista del siglo XVII y fue construida por Pedro Aguilera. 


Casas con entramado de madera

Y algunas de ellas como ésta con escudos heráldicos

Atravesando este arco de medio punto se llega a la ermita de El Patrocinio,construida en mampostería, ladrillo y sillería, en la segunda mitad de S. XVII, desde allí se puede admirar todo el valle del río Najerilla.
Dicha ermita debe su fundación a la piedad del sacerdote D. Juan Domingo Herce, vecino de la villa. Durante los 20 años que fue cura de la parroquia de Pedroso, hizo levantar esta ermita en el mismo sitio en que antes estuvo la ermita de santo Domingo de la Calzada. 


Desde Pedroso, se puede disfrutar de maravillosos paisajes y vistas panorámicas como ésta, del Monte San Lorenzo al fondo y cubierto de nieve.



Cuando me encontraba fotografiando esta puerta de la calle de Somovilla nº 12 en el pueblo de Pedroso en La Rioja, su dueño, me ofreció entrar y también fotografiarla por la parte de dentro, quedé fascinada al ver lo bien conservada que estaba, y lo orgulloso que su dueño se sentía de ella.

Fue en agosto del 2008, por aquel entonces ya tenía afición por fotografiar puertas, aunque ni de lejos me podía imaginar que acabaría creando este blog, de haberlo sabido ya que el dueño fue tan amable conmigo, le hubiese preguntado por el año en que fue creada.


Portada de la iglesia del Salvador, en el año 1711 la torre original de dicha iglesia fue desmontada, ya amenazaba ruina, la obra que se realizó en mampostería sillería y ladrillo fue finalizada en el año 1718.


Las fiestas de Pedroso se celebran los días 15 y 16 de Agosto en honor a la Virgen y San Roque

Chamizo
Una de las tradiciones en las fiestas de los pueblos de La Rioja son los chamizos. Se trata de locales que las peñas tienen y en los que se ofrece gratuitamente zurracapote, una bebida muy típica en todas las fiestas y que es muy similar a la sangría. Se bebe tradicionalmente en porrón y se ofrece al visitante sin coste alguno, aunque muchos ponen un bote, y se acepta la voluntad.


Yo bebiendo "zurracapote" de un porrón en el chamizo del ayuntamiento del pueblo de Navarrete, y por si alguien quiere preparase esta deliciosa bebida, aquí va la receta.

Ingredientes:
vino tinto o clarete.
agua
azúcar
canela en rama
limón
Según preferencia, se puede utilizar vino tinto o clarete. Para una cantara de 16 litros, se disuelven 2Kg. de azúcar en otros 2 litros de agua.
En 1/4 de litro de agua se cuecen un par de palos de canela en rama, después añadir ese agua colada al vino, y el zumo de 5 limones.
Las pieles de los limones y la canela en rama cocida se envuelven en un paño limpio, se atan y se sumergen en el vino para que sigan dando gusto, aproximadamente 3 días.
Opcionalmente también se le puede añadir 1 Kg. de melocotón en almíbar en trocitos, y su jugo.
A partir de aquí se consume bien frío, en porrón, bota, o en vaso, y a disfrutar de la fiesta.

Buscando la suerte

Poner una herradura en las puertas o encima de ellas son detalles que he observado en muchos otros pueblos, éstas son utilizadas por la creencia popular para atraer la suerte a toda la familia.
Según dicen sus poderes vienen de la forma especial que tiene la herradura, del metal con el que están fabricadas y por su uso, se dice que los caballos al golpearlas contra el suelo las cargan con su propia energía y también con la de la Tierra.

Cuando llega el buen tiempo los balcones riojanos se llenan de alegría

Pedroso perteneció al Monasterio de Santa María la Real de Nájera desde 1169 por donación de Alfonso VIII

No sólo los balcones, también las ventanas
En el año 1850 elaboraban tejidos de lana y tenían un hospital propio

Pimientos choriceros, producto típico riojano.

Pedroso es un pueblo que vive principalmente de la ganadería, la última vez que lo visité fue un domingo nublado y amenazando lluvia, sus calles estaban en completo silencio, tan sólo se escuchaba el sonido de los cencerros de un rebaño de vacas que el pastor había soltado para que pastasen en plena libertad en los montes que rodean el pueblo. Era bonito estar recorriendo sus calles, fotografiando sus puertas, ventanas y demás, con el tintineo de fondo.



El segundo sábado de mayo, se lleva la Virgen del Patrocinio a la iglesia parroquial y se devuelve cuando se celebran las fiestas de Gracias.


Pedroso intenta recuperar actividades típicas y tradiciones que se habían perdido, como las viejas danzas que antaño los mozos vestidos con trajes antiguos bailaban al son de las gaitas. Otra es El Mayo que consiste en un árbol de unos 20 m. generalmente es una haya, que se clavaba en el centro de la villa el 1 de Mayo, y se dejaba allí hasta finalizar el mes, que era subastado y con su importe los mozos preparaban una merienda, también existía la tradición de la quema del Judas el Domingo de Pascua, las cerradas, las serenatas.


El segundo domingo de Noviembre se viene celebrando la Fiesta de la Nuez, en la cual se dan a conocer los productos típicos de la villa, en especial sus famosas nueces. Ese día también se pueden saborear su caparrones, frutos del pastoreo de la zona, sus pimientos, torrejas, bollos, salazones, embutidos y un sin fin de cosas. De eso puedo dar fe, ya que siempre procuro acudir y tengo que deciros que de allí sales cargada con un montón de cosas y sin una pizca de hambre.

Alineadas
Y para terminar una imagen muy característica de los pueblos de esta zona, una de las paredes de una vivienda de Pedroso repleta de macetas con Hortensias, una de mis flores preferidas y que se reproduce por esqueje.
Desde hace cuatro años, que llegué a vivir a La Rioja, estoy tratando de conseguir esto en un de los laterales de mi jardín. Una de mis vecinas, me dio unos pocos esquejes que crecieron, tengo la ventana de la cocina repleta de Hortensias. Cada otoño cuando las podo, guardo los esquejes dentro de un recipiente con agua en un lugar oscuro, con la llegada de la primavera esos tallos ya repletos de pequeñas raíces los voy plantando en macetas, se que tardaré tiempo en tenerlo, pero para mí tiene más satisfacción el verlas crecer poco a poco, y saber que he sido yo la que he conseguido reproducirlas. Se que terminaría antes yendo a una tienda y comprando unas cuantas macetas, pero prefiero esperar.