jueves, 4 de abril de 2013

ORTIGOSA DE CAMEROS - La Rioja

Desde el pueblo de Brieva de Cameros, por el collado que une los Montes Alto y San Cristobal, atravesando el puerto Canto Hincado, también conocido como Peña Hincada llegamos a Ortigosa de Cameros.

Pueblo camerano situado a 1.070 metros de altura, a 46 kilómetros de distancia de Logroño.



El pueblo de Ortigosa está enclavado en las ladera de un barranco cruzado por dos puentes. Uno de hormigón que fue construido en el año MDCDXXIV, por iniciativa de Juan Moreno Ulloa, en memoria de su hermano Pedro que pasó parte de su infancia en Ortigosa y que guardaba un gran recuerdo de este pintoresco pueblo. 

Una de mis vecinas de Barcelona, descendiente de Ortigosa, también tiene muchos recuerdos de este pueblo. Cuando coincidíamos en la galería tendiendo la ropa, eran muchas las veces que acabábamos hablando de La Rioja, y de este pueblo serrano.

El otro puente está construido completamente de hierro, por eso se le llama Puente de Hierro, fue construido en el año 1910 por instancia de Enrique de la Riva, con donaciones de varios descendientes del pueblo.

Este puente que se encuentra en la entrada del pueblo, junto a la ermita  de Santa Lucía, construida entre los siglos XVI y XVII sobre una ermita anterior, hace ya bastante tiempo que lo atravesé por primera vez. Sus vistas desde allí son espectaculares y hay una gran caída, da vértigo mirar hacia abajo.


Lo hice cuando estuve visitando sus famosas cuevas  que se encuentran en el Macizo del Encinero.
Es un macizo calcáreo, cubierto de encinas. (las que se encuentran en el fondo de la segunda foto). El agua de la lluvia, nieve, y antiguos ríos crearon dos cuevas, la de La Viña, y La Paz, ésta fue la que nosotros vistamos. Lamentablemente no os puedo mostrar ninguna foto de ella, por aquél entonces no era tan aficionada a la fotografía, o igual no nos dejaron hacer fotos en su interior. La verdad es que no lo recuerdo, pero lo que si que recuerdo es que entramos por una entrada, y después de recorrer sus 236 m disfrutando de sus maravillosas estalactitas y estalagmitas salimos por otra puerta que se encontraba mucho más bajo. Habíamos descendido unos cinco metros, que tuvimos que volver a subir ya por el exterior del monte, para llegar al pueblo.

Os invito a que vayáis a verlas, realmente son muy interesantes y seguro que os gustarán, yo siempre digo que cuando venga alguien de la familia tenemos que volver a ir, pero por el momento, todavía no lo hemos hecho. ¡Hay tantas cosas para ver en La Rioja, que no da tiempo para todo! 

Huertas

Vista desde el puente de hierro  en la que en la lejanía se puede apreciar un trocito del embalse Gonzalez Lacasa, en él se pueden practicar deportes náuticos. 


La mayoría de sus casas están situadas en las laderas del barranco. 




Tiene dos iglesias, en la parte alta del pueblo está la iglesia de San Martín del S. XVI, construida en mampostería y piedra labrada.
En su interior destaca la Virgen del Carmen, el Cristo de la Batallas del S.XV y San Rafael.
Su patrona es la Virgen del Carmen, y celebran su fiesta el 16 de julio, y el 11 de noviembre San Martín




A la entrada del pueblo se encuentra la iglesia de San Miguel XVI 

La gran mayoría de sus calles son empinadas 

Con casas blasonadas construidas en piedra 

Hasta el año 1450, estuvo vinculada a los Manrique, más tarde a los duques de Nájera, y pasó a ser  villa de realengo en el año 1781


Otras de adobe y entramado de madera con cuarto de baño adosado. Un vecino me comentó que hubo un tiempo en el que por la parte de abajo había un agujero por donde caía "todo" Le dije que sería un poco desagradable, pero me dijo que por aquél entonces no estaban las casas que ahora hay a su alrededor.




Portada de medio punto enmarcada en en alfiz y escudete en clave con hombre a caballo y seis ovejas pastando de la Casa Grande, construida en el año 1530, por Martín Garcia de Brieva, rico terrateniente y ganadero.

También tiene inscripciones e imágenes esculpidas en su fachada, también vanos adintelados de alféizar moldurado con reja de la época.

El origen de su nombre viene de Ortiga



Hubo asentamientos prehistóricos, lo demuestran los restos de unas lanzas que se encontraron en una cueva.
 Cerraduras de hierro, de las de antaño

La hiedra que lo cubre todo

Principalmente vive de la ganadería, hubo un tiempo en el que fue muy rico, allá por el siglo XVIII con el desarrollo de la Mesta y de la manufactura del paño. Debido a ello, Felipe V en el año 1733 eximió de levas y quintos a todos sus pañeros y pastores, incluyendo los de Laguna de Cameros, Lumbreras, Pradillo.

Aldabas y picaportes

Y, cómo me gustan tanto las mascotas, también fotografié a este gato negro 

Y a este perro