martes, 31 de diciembre de 2013

PARA DESPEDIR AL 2013

Para la última entrada de este 2013 he decidido mostraros 13 imágenes de curiosas anécdotas, objetos y momentos que he ido descubriendo mientras recorría algunos de nuestros pueblos.

Balanza de peso romana

Como este vendedor ambulante que me encontré por la sierra de Codés. Me hizo gracia verle con su balanza romana de gancho. Una medida de peso muy antigua, ya la utilizaban los romanos, de ahí su nombre.
Consiste en dos brazos de longitudes diferentes, como podréis apreciar, lo que se tiene que pesar se pone en el brazo más corto, y el largo sirve para ir deslizando el pilón, en donde hay unas marcas. Al deslizarlo, y cuando logró equilibrarlo, le dio la exactitud del peso exacto de los melocotones que le estaba comprando. Al verla me hizo recordar mi infancia.



Pelando almendras

En el pueblo de Elvillar esta señora, apoyada en el muro de la iglesia del pueblo, estaba pelando almendras con el mazo de un almirez. El almirez es un mortero pequeño que sirve para picar y machacar sustancias que se utilizan en la cocina, como los ajos, perejil, frutos secos. Golpeando con el mazo se consigue que todo quede bien picadito y molido.

Lo que yo no sabía es, que antiguamente se utilizaba como instrumento de percusión para acompañar cantos tradicionales como las jotas y fandangos. En la actualidad se sigue utilizando en el tamborito y la cumbia panameña de la localidad de Antón en la Provincia de Coclé, el sonido se obtiene golpeando en los laterales y la base del interior.


Ciruelas secándose al sol

Este balcón en el pueblo de Navaridas, también me llamó la atención por estas ristras, que colgaban de una madera.

 En un principio me parecieron ajos, pero al acercarme vi que que no lo eran, sino que era algo envuelto en papel. Le pregunté a un vecino y me dijo que se trataban de ciruelas, y me explicó que las ponen así para que se sequen al sol y comerlas en invierno.

Interesada le pregunté cómo se hace, y me dijo que debía de coger una hoja de papel poner las ciruelas, dejando una separación entre ellas y enrollarlas con el papel, después atar con hilos el espacio entre cada ciruela y colgarlas al sol.

Este proceso, lógicamente sólo se puede hacer en las regiones en las que no hay mucha humedad, con ello se consigue que la fruta conserve todo su sabor y sus cualidades.

El próximo verano compraré ciruelas y lo haré, y como tengo muchos higos, también probaré hacerlo con ellos.


Secando la ropa al Sol 

En el pueblo de Villamayor del Río, en plena ruta del Camino de Santiago, estas ropas saludan al peregrino que atraviesa las tierras de la Riojilla Burgalesa.


En época de cosecha puede ver en muchos pueblos embotando los productos de la tierra, ya os mostré cómo lo hacían en el pueblo alavés de Navarrete.



Asando pimientos
Y no sólo tomates, también asan y embotan los pimientos. En Berganzos, otro de los pueblos alaveses estaban preparando las brasas, para poder asar sobre ellas todos estos pimientos. Recuerdo el olorcito tan rico rico que desprendían estos pimientos!! 


Y ya en Montoria, el aroma de pimientos asados, me llevó hasta este artilugio que también se utiliza para asarlos. Consiste en meter los pimientos en su interior, y asar los pimientos dándole vueltas con una manivela. 


Vendedor ambulante

Otra cosa que también he descubierto son los vendedores ambulantes. Los que más abundan son los fruteros y los panaderos, a estos últimos los he visto en casi todos los pueblos, y si no los veía, en algunos me he encontrado la bolsa de pan colgando de las puertas de las casas, con la nota enganchada en ella indicando la cantidad de pan que querían. También me he topado con algún pescatero, carnicero, pero ninguno ha superado al camión de este simpático tendero que vi en Zambrana. Quedé sorprendida, de lo bonito y ordenado que tenía su camión, no le faltaba de nada en su interior. Os he hecho un collage, para que así lo podáis apreciar mejor.

Con pesar me dijo, que seguramente él será el último vendedor ambulante que recorra esas tierras, ya que en su mayoría, su clientela son las personas mayores de los pueblo que recorre, me comentó que los jóvenes no suelen salir a comprarle.

Cajero Automático Rodante

Y también me sorprendió ver llegar este inmenso autobús llevando los ahorros de algunos alaveses. No hace mucho, en España teníamos una Caja de Ahorros, o un Banco en cada esquina, ahora hay zonas, que dependen de estos autobuses que van en días concretos, de pueblo en pueblo, llevándoles sus ahorros.


Cosecha de Garbanzos
Una legumbre que a pesar de ser de origen mediterránea, también se cultiva por estas tierras. De las flores blancas de esta leguminosas salen unas pequeñas vainas, y en su interior, es en donde estas semillas crecen. Una vez la vaina ya está formada, se arrancan las matas, y se dejan a secar al sol.  Nunca antes los había visto. 


Y aquí os muestro las peripecias que algunas veces hemos tenido que hacer para encontrar algún pueblo o ermita. Este día íbamos por un camino bordeando el río Najerilla, y de repente el camino desapareció ante nosotros, así que tuvimos que aparcar el coche, y continuar nuestro trayecto a través de esta maleza. No os podéis hacer una idea de cómo terminamos, estaba tan húmeda, que de cintura para abajo nos mojamos toda la ropa. Tuvimos que cancelar todo el recorrido que teníamos previsto para ese día, y marcharnos pitando para casa. Una vez en el coche nos quitamos hasta los calcetines, pusimos la calefacción a tope, y nada más llegar a casa nos dimos una buena ducha de agua caliente  para entrar en calor.


Bodega 
También he visitado alguna que otra bodega, en una de ellas, me llamó la atención esta botella de vino que se hizo para la boda de Balduino y Fabiola.


Y para finalizar y ya que estamos en Noche Vieja, brindo con vosotros con una de las tantas copas de vino de rioja, que me he ido bebiendo mientras he recorrido "TODA" La Rioja.

¡FELIZ SALIDA DE AÑO!