jueves, 24 de noviembre de 2016

THANKSGIVING - DÍA DE ACCIÓN DE GRACIAS


Afortunadamente, este pavo que vi en uno de los corrales de la aldea de Aldealobos en el Valle de Ocón, se librará de ser asado y comido, en el gran banquete que la mayoría de las familias americanas hoy celebrarán.




Hoy en Estados Unidos celebran Thanksgiving o Día de Acción de Gracias, una tradición que llevaron en el año 1620 los peregrinos europeos que llegaron en el barco Mayflower, y desembarcaron en el puerto americano de Plymouth. Si lo hicieron fue debido a que huían de la pobreza que por aquellos años existía en Inglaterra. 

Los nativos de Massachusetts les dieron la bienvenida, y les recibieron con alegría, ofreciéndoles toda la ayuda necesaria, (les dieron semillas, comida, y les enseñaron a cultivar el campo).

Por aquellos años, y también hoy en día en muchos lugares que viven de sus cosechas, es costumbre celebrar, después de los ciclos de cosecha, el Día de Gracias, para agradecer la buena cosecha.

Por ello, los peregrinos que allí llegaron, decidieron celebrar e invitar a los nativos, con un gran banquete, los frutos recogidos en su primera cosecha. 

Y de ahí esta tradición que en la actualidad se celebra el cuarto jueves del mes de noviembre en los Estados Unidos, y el segundo lunes de octubre en Canadá.

Aquí en España no tenemos mucha costumbre de comer pavo asado, la primera vez que yo lo comí fue en las navidades del 94 en el Perú. Ese año celebré la Noche Buena con mis vecinos peruanos, y fue muy bonito, después de la Misa cenamos pavo, y chocolate con Panetone.

Ese año nos habían regalado un pavo y, como al día siguiente viajamos a España para ver a la familia, lo guardé en el congelador y les dije que para mi cumpleaños que sería en febrero yo lo cocinaría y les invitaría a comer.

Siguiendo sus consejos yo sola lo preparé y cociné, cuando ya estábamos todos sentados y nos pusimos a trinchar, descubrimos que me había dejado en su interior una bolsa con la molleja, el hígado, y demás. Afortunadamente todo estaba limpio y al estar dentro de una bolsa pues no se mezcló con el relleno, lo cogimos y lo echamos a la basura, pero nos reímos un montón. Así que si por primera vez vais a hacer pavo relleno mirar bien en su interior.