lunes, 6 de diciembre de 2010

CASTROVIEJO - La Rioja

El pasado doce de octubre, llegamos al pueblo de Castroviejo, sus calles se encontraban vacías, tan solo el sonido de la música de una radio que se escuchaba a través de las ventanas de una de las viviendas de este tranquilo pueblo, rompía el silencio.  A Castroviejo, también se le conoce como " El balcón del río Yalde".

Al poco tiempo escuché el tintineo de unos cencerros, me dirigí corriendo hacia el lugar de donde procedía y me encontré con una de los 55 vecinos que habitan en este pueblo serrano, llevando un pequeño rebaño de vacas a pastar al monte.




La acompañé un buen trecho, hasta llegar a las afueras del pueblo, donde la vi dirigirse hacia los espacios destinados al pasto.




Y continué paseando por sus calles, hasta llegar a esta plaza donde se encuentra la iglesia del pueblo, que está dedicada a San Ildefonso S. XVI




Pueblo riojano  rodeado de hayedos que pueblan las laderas del monte Serradero, allí donde se estancan las nubes y donde encuentran buenas condiciones de humedad.



 Destacan viviendas con planta de tipo alforja, con sereno central y el empleo de mampostería de canto en la primera planta, e incluso hasta la segunda planta.




Es difícil establecer la forma original de las viviendas de Castroviejo, debido a que han sufrido remodelaciones. 



Volví a encontrarme otra vez con la pastora, esta vez llevaba solo una vaca llamada Platera, me llamó la atención que tenia un cuerno hacia abajo, le pregunté por ello y me dijo que peleando con otra vaca se lo rompió y que con el paso del tiempo se le ha soldado. Igual que a nosotros se nos sueldan los huesos."La pena es que no se lo sujetaron hacia arriba".

Paseé con ella y al llegar a donde estaba mi coche aparcado nos despedimos, ella se fue hacia el monte a llevar a Platera a pastar y nosotros nos dirigimos hacia Santa Coloma.



Puerta rústica




Aunque sus casa han sufrido remodelaciones en el paso de los años, la mayoría de ellas todavía conserva sus originales puertas.


Puerta Parcheada




Se le da este nombre, ya que ve pasar a sus pies el río con dicho nombre, que tiene su nacimiento en las cercanías de este tranquilo pueblo.
Visitar su nacimiento es una actividad recomendada para hacer, principalmente en primavera o verano, ya que se puede pasar un bonito día.


Cruz Tallada a Mano

Buscando la Suerte


Madero tallado sujetando el muro 



Este pueblo serrano de Castroviejo tiene elementos destacables, que no los he visto por el momento en otros pueblos riojanos, como los canes tallados, que sujetan los muro, y también la utilización de piedras de canto rodado y sillares.

Aldaba que resuena sobre una media luna 




Picaporte, sobre una puerta de madera tosca
En el entorno de este tranquilo pueblo de Castroviejo, se encuentran yacimientos arqueológicos que se remontan a la Prehistoria.