jueves, 30 de diciembre de 2010

PARTE FUNDAMENTAL DEL PAISAJE

No solo me encuentro gatos y perros en mis recorridos por La Rioja, en las carreteras riojanas puedes encontrarte de todo. Hace poco, recorriendo los pueblos cercanos a la Sierra de Moncalvillo, y ya de regreso a casa, cuando íbamos tranquilamente sentados en el coche, escuchando música. De repente, un tremendo jabalí cruzo la carretera ante nosotros, salió como una flecha de entre los viñedos, desde el lado izquierdo de la carretera, la suerte que tuvimos es que lo hizo en diagonal, de haberlo hecho en linea recta seguro que hubiésemos chocado con él y el daño hubiese sido incalculable, fue la primera vez que probamos el ABS del coche y la verdad es que funcionó. También nos alegramos de no haber salido ese día con la moto pues seguro que no hubiesemos podido evitar una caída.
También alguna vez hemos visto pequeños corzos, pero lo más común en ver por estos lares son las vacas
que apostadas en las cunetas o caminando tarnquilamente por la carretera, pasan tan cerca de nuestros coches, que con tan solo sacar la mano por la ventanilla, se les puede tocar las cornamentas. Y no hablemos de cuando vamos por las pistas forestales, entonces hasta tenemos que esperar a que se levante pues ocupan todo el camino.

También solemos ver caballos que pastan tranquilamente, aunque alguna vez hemos tenido que frenar ya que al salir de una curva nos hemos topado con uno de ellos, como este pequeño potrito que caminaba solo por Sierra Cebollera.

Como sabemos que esto nos puede suceder, ya solemos conducir con cuidado y no nos excedemos con  la velocidad. Me encanta recorrer estos parajes llenos de naturaleza, vale la pena vistarlos y ver el grandioso entorno, con sus cabras, sus ovejas, que son parte del paisaje.
Un día nos encontramos con estas ovejas, primero vimos una en nuestro carril, sentada al calor del asfaltol, tuvimos que esquivarla, ya que ni se inmutó. A los poco metros

nos topamos con estas tres ovejas, todos los coches parábamos al verlas y nos turnábamos para pasar Fue tierno ver como las dos que están en pie arropaban a la que está en el suelo, como si la estuviesen protegiendo.