jueves, 31 de marzo de 2011

NESTARES - La Rioja

Hoy iremos a visitar Nestares, un pueblecito de la comarca del Camero Nuevo, que dista de Logroño 30 Km. Por la carretera de Soria, una indicación a nuestra derecha, nos anunció la C.N.-111 una carretera estrecha, y con bastantes curvas que iba ascendiendo poco a poco nos llevó hasta Nestares.

Esta hilera de árboles que se encontraban completamente desnudos, por la época de año en la que nos encontrabamos, nos dieron la bienvenida.
Será bonito verlos en verano, cuando sus copas se cubran de verdes hojas, transformando la carretera en un bonito paseo.


La iglesia de San Martín, construida en  el S. XVI  y ampliada el el S. XVIII en piedra toba y sillería. En su interior se encuentra un órgano rococó del S. XVIII.


Muchas de sus viviendas se encontraban cerradas, y el pueblo estaba muy tranquilo, durante todo nuestro recorrido tan solo llagamos a ver a dos vecinos y a un par de perros, uno de ellos me estuvo acompañando casi todo el tiempo que estuve por  allí.
Es una de las cosas que me está sucediendo en mis recorridos, por los pueblos riojanos. Muchas de las mascotas en cuanto me ven, se pegan a mi lado y no me dejan. Digo mascotas ya que también lo hacen los gatos.



Era la segunda vez que visitaba Nestares, la vez anterior fue hace un par de años durante unas vacaciones de verano, cuando todavía vivía en Barcelona, y la diferencia era abismal, entonces sus calles se encontraban llenas de gente, niños jugando y ancianos charlando bajo la sombra.
 El motivo por el que fuimos a visitar Nestares, fue debido a que nos dijeron que habían unas cuevas.
Las cuevas del Maño, y del Maestro, aunque solo son accesibles y recomendables para espeleólogos, pero el entorno es bonito.
En su interior hay sifones y lagos que abastecen a Nestares y Torrecilla de agua potable, también en su interior hay pinturas rupestres. 


Algunas de sus viviendas, como esta, se encuentran en muy buen estado, pero también me lleve la desilusión de ver los escombros de una de sus viviendas, muy cercana a ella, que no hacía,mucho, había sido derruida.
Es una pena, pero muchas de ellas poco a poco van desapareciendo


Ermita de la Virgen de Manojar, situada en un cerro muy cercano al pueblo, de hecho la foto la tomé desde el mismo Nestares.

video

Este bonito y tranquilo paisaje atravesado por las aguas del Iregua se puede ver desde un mirador que tiene el mismo pueblo.


El sol ese maravilloso astro que nos da luz y calor, a veces también nos puede crear imágenes tan bonitas como esta. De la verja de la iglesia de San Martín, reflejada en la puerta de madera, de la entrada a la misma.



Debajo de soportales

Nestares pertenece a la comarca de Torrecilla en Cameros



Construcción de piedra

El 15 de mayo celebran la fiesta en honor a San Isidro Labrador, cómo en muchos otros pueblos riojanos, ya que por esta zona se viven mucho del cultivo.



De la época medieval

También el 24 de Agosto en honor a San Bartolomé



En un rincón de Nestares

Y el 8 de septiembre en honor a la Virgen del Manojar, que se encuentra en la ermita cercana al pueblo con el mismo nombre.



Entre sol y sombra

El silencio invadía las calles del pueblo, tan solo el tintineo de unos cencerros que se escuchaban a lo lejos lo rompían.
Traté de localizarlo y vi que eran un grupo de vacas pastando en la cima de un pequeño monte cercano al pueblo. Seguro qué, alguno de sus vecinos, las habría soltado para que pastasen solas en el campo.
En Nestares de Cameros nació Víctor Jiménez Jiménez quien emigró a Huelva, junto a su familia. En esa ciudad se casó con Purificación Mantecón López-Parejo. Ambos fueron los padres del gran literato español y Premio Nobel de Literatura de 1956 Juan Ramón Jiménez.





¿El Platero de Juan Ramón Jimenez?
Este pequeño burrito, que se encontraba pastando por el Camero, bien podría ser el pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro. Lo dejo suelto y se va al prado y acaricia tibiamente, rozándolas apenas,las florecillas rosas, celestes y gualdas. Lo llamo dulcemente: ¿Platero?, y viene a mí con un trotecillo alegre, que parece que se ríe en no sé qué cascabeleo ideal.





Enrollada, para dejar paso al sol



En 1868 tuvo lugar en sus montes la conocida como la Batalla de la Peña del Cura que prendió la mecha de la revolución que sucedió el 26 de Septiembre en toda España, con el nombre de La Gloriosa y que dio paso a la primera república española con el exilio forzado de Isabel II

Mi sombra reflejada en una de las calles de Nestares, pueblo que forma parte de "Las Trece Villas" dichas villas pertenecientes a la comarca del Camero, se tuvieron que confederar o hermanar.


Estos son lo únicos vecinos con los que me topé en el pueblo. Paseando por sus calles, escuché a lo lejos las voces de unas personas, llegué a pensar que era mi marido hablando con algún vecino.
Dirigí mis pasos hacia dónde procedían, y me llevé la sorpresa de encontrarme con estos dos vecinos que acababan de matar a un cordero. Esto es muy habitual en estas zonas, son gentes que viven del campo y del ganado. Tiene cabras, ovejas, vacas, y detrás de esos muros de piedra habían huertos que ellos mismos cultivan.
Vi su preciosa y blanca piel cubierta de sangre, que la tiraron al cubo de la basura, ya qué hoy en día ya nadie las compra. Me comentaron que hubo algún tiempo atrás,en el que si que tuvieron valor.
Entonces recordé cuando yo era pequeña y mis padres tenían conejos y sus pieles las ponían a secar y luego había gente que las compraba.
Debido a que estábamos en los primeros días de Diciembre, los huertos y los campos de hierba verde se encontraban cubiertos de escarcha, que crujía bajo mis zapatos al caminar sobre ella.


Detalles que quedan para el recuerdo


Piezas de porcelana del antiguo tendido eléctrico, es normal y lo veo muy a menudo, y qué a pesar de que el tendido eléctrico ha sido cambiado, las dejan. ¿Será para el recuerdo, o cómo motivo de decoración?
O igual con los años se vuelven a utilizar. Como estos vecinos han hecho con los trajes tipicos de antaño.
Desde el año 1998 partiendo de una exposición fotográfica se ha recuperado el traje original de los danzadores.