jueves, 3 de marzo de 2011

SAN ANTÓN - ALDEA DE EZCARAY, La Rioja

Justo enfrente de la aldea de Azárrulla, se encuentra la carretera LR-418 que nos llevó a la bonita aldea de San Antón, esta aldea está situada en la margen izquierda del río Oja, a 8 Km de Ezcaray.
 El origen de la aldea de San Antón es incierto, ya que cuando se habla de las aldeas, siempre se refieren a todas las aldeas del valle del Oja. Cuando se hablaba de Ezcaray, siempre se mencionaba la Villa y sus barrios y las cabañas, entre las que se encontraba San Antón.
La fecha de la existencia de estas aldeas es considerada con el origen de de la Villa de Ezcaray en el S.XV, aunque las aldeas adquirieron un rango notable en el S. XVI, cuando los cabañeros se fueron agrupando y formaron los barrios de Ezcaray.



Iglesia en honor a San Antón, de construcción rural en mampostería y sillarejo, se inició en el S. XVI, su entrada es de un arco apuntado.


Casualmente el día que estuvimos era el 16 de Enero, la víspera de la festividad de San Antón, justo en el momento que estábamos visitando el pueblo, muchos vecinos llegaban con sus coches, procedentes de otras ciudades riojanas. Abrieron la puerta de la iglesia, para celebrar la misa en honor a San Antón, ya que al día siguiente, no podrían estar en la aldea, por ser día de labor.
Así, que tuve la oportunidad de poder verla por dentro y poder mostrarla. 



Me llamó mucho la atención, ver que habían muchos perros paseando y tumbados al sol, en las calles de esta pequeña aldea.
No se si el motivo por el que habían tantos animales, tiene que ver con el hecho de que a San Antón  se le considera como una de las aldeas más privilegiadas de esa zona, ya que le da todo el día el sol, o a qué cómo San Antón, es su patrón, ellos estaban allí, esperando para ser bendecidos.



Por sus calles discurre las aguas del arroyo Rogaldía 

También vimos un horno, en el que antiguamente se solía hacer el pan, y un lavadero. Las dos construcciones estaban en mal estado, aunque se encontraban protegidas por una puertas, para evitar su deterioro. Supongo que la idea de los vecinos, será la de restaurarlos en un futuro.  


En los años 50 del siglo pasado, San Antón contaba con 71 habitantes



En los 70 la aldea quedó deshabitada ya que sus gentes la abandonaron para buscar una vida mejor en las grandes ciudades. Pero con el paso de los años muchos de sus vecinos quisieron regresar a sus raíces y la aldea volvió a resurgir.



Hoy en día algunos vecinos residen de forma continuada en la aldea, aunque en vacaciones y los fines de semana aumenta considerablemente la población.
Puedo dar fe de ello, ya que estando nosotros allí, muchos eran los vecinos que llegaban con sus coches y abrían las puertas y ventanas de sus casas.

Materiales rústicos

Ahora hay una empresa llamada Fontini que ha creado una nueva gama de enchufes, y de interruptores, imitando estos productos de antaño. Antes, la gente que los tenía en sus casas, se ponían muy contentas el día que los cambiaban por los nuevos que iban saliendo al mercado. En cambio ahora, como yo he hecho, los cambiamos por unos parecidos a estos. También hay que decir, que dependiendo de la decoración, quedan muy bien.
Otro de los privilegios de la aldea de San Antón, es que le llega la señal de TV desde el repetidor de Ezcaray.


En el siglo XV los aldeanos de estos lares tuvieron diferencias entre el cabildo y los moradores de los barrios.
Después de años de pleitos, se estableció un juez intermediario que falló un texto con siete puntos, que establecieron derechos y deberes de los pobladores.
Sus habitantes vivían del pastoreo, conocían las plantas y hierbas medicinales, que utilizaban para las personas y los animales. Vivían de lo que cultivaban y del ganado.


Puerta que nos muestra al detalle los surcos en la madera producidos por el paso de los años.
En la aldea de San Antón, fueron muy importantes las minas de hierro, como la mina Marte, en el año 1910 todas las minas de esta zona tuvieron que cerrar, debido a la crisis económica y por la escasa rentabilidad de sus filones.