jueves, 15 de diciembre de 2011

TURZA - ALDEA DE EZCARAY, La Rioja

Dejamos Cilbarrena, y nos dirigimos hacia Turza, otra de las aldeas del municipio de Ezcaray, para ello tomamos la carretera LR-415 dirección Ezcaray, y un poco antes de llegar a dicha población una señal a nuestra derecha nos indicó que a 6,5 Km se encontraba Turza

El camino que nos llevaba a Turza se encontraba en muy buenas condiciones. Por suerte siempre voy de copiloto y tuve la oportunidad de disfrutar de la gran variedad de árboles que bordeaban el camino 

Este cartelito nos hizo saber que ya estábamos en Turza


Allí se encontraba su iglesia, dedicada a Santa Elena, hoy en día en ruinas

Pude ver que la gran mayoría de sus viviendas están siendo reconstruidas, para ello se está utilizando las mismas piedras que sus antiguos vecinos llevaron hasta Turza en carros tirados de bueyes 

Su origen se cree que es celta
En los años 60 del pasado siglo, sus vecinos poco a poco comenzaron a emigrar a otras ciudades, y en el año 1971 se fue el último vecino fijo que lo habitaba.
A partir de entonces Turza sufrió el acto de los saqueadores que fueron destruyendo gran parte de las viviendas.
Vivienda con soportales

He tenido alguna dificultad para saber algo sobre Turza, y además el día que estuve, no encontré a ninguno de sus vecinos. Pero gracias a "Chato", un riojano con el que comparto la afición por la fotografía y también por la pintura, (aunque tengo que reconocer que ésta última yo la tengo bastante abandonada), he podido saber que desde hace ya tres años sus vecinos ya no celebran sus fiestas patronales, pero lo que si que continúan haciendo o mejor dicho celebrando son las hogueras de San Juan.

En la actualidad, y sobre todo en los crudos días del invierno, son pocos los vecinos que lo habitan de continuo, excepto algún jubilado que ahora ha retornado, el ganadero que tiene que hacerse cargo de sus vacas que pastan en libertad por el monte, y el propietario de las colmenas, son los pocos que lo habitan. Pero seguro que en los calurosos días de verano, sus calles se llenan de los descendientes de sus antiguos vecinos y de algún que otro visitante. 

Entrada a la iglesia

Turza está considerada como patrimonio histórico artístico
Puertas parcheadas
En una aldea, cuyo nombre significa
"Lugar de Fuentes"

Puertas restauradas

Hacia el año 100, hubo una gran afluencia de vascos y ellos instauraron "La Contrata" se trata de un seguro que consistía en que si moría un animal de trabajo, se restituía su valor entre el resto de sus vecinos.

Madera y piedra, todo muy bien ordenado

Ventana construida en piedra 

A pesar de que Turza hace años fue deshabitada y abandonada, hoy en día disfruta de las nuevas tecnologías y, sus pocos vecinos podrán ver mi blog en internet vía satélite.