jueves, 3 de febrero de 2011

PARA SAN BLAS LAS CIGÜEÑAS VERÁS Y UN BOLLO PREÑAO EN NAVARRETE TE COMERÁS - La Rioja

Todos los años cuando llega este día recuerdo una anécdota que me sucedió cuando estuve viviendo en Zaragoza. Alquilamos un piso en la calle Miguel Servet, justo enfrente de la Plaza Utrillas, antiguamente era una estación de tren, que en aquél momento se encontraba cerrada y abandonada. Creo recordar que su último destino era el pueblo de Utrillas, y de ahí su nombre.

¡Que suerte tuve de vivir tan cerca de la plaza! con tan sólo cruzar la calle, hiciese frío o calor, allí que nos íbamos mi hijo y yo todos los días. Gracias a ella los dos hicimos muchos amigos, él conoció a muchos niños y yo a sus madres, allí pasamos muchos ratos y horas agradables, no sólo compartiamos la plaza con  los niños y sus madres, también lo hicimos con los ancianos y jubilados que todos los días allí acudían, y bajo el sol y al cobijo de las paredes que rodeaban la plaza pasaban horas hablando de sus recuerdos y contando alguna que otra anécdota, que también compartian con nosotras.

Tal día como el de hoy, día de San Blas, uno de esos señores nos dijo un refrán, "Para San Blas las  cigüeñas verás, y si no las vieres....año de nieves" y nos explico lo que quería decir. No había pasado ni una hora desde que nos había contado ese refrán, cuando mi hijo, que por aquél entonces tenía dos años, gritando y señalando el suelo de la plaza decía "¡Mira, mira!"

Todos miramos hacia donde él nos indicaba y vimos la sombra de dos grandes pájaros que se reflejaban en el suelo, levantamos la vista y allí estaban dos inmensas cigüeñas sobrevolando la plaza, iban en dirección a una gran chimenea muy cercana.

Quedé muy sorprendida, por la exactitud del refrán, nunca lo he olvidado. Ese día fue la primera vez que vi una cigüeña. Pude disfrutar mucho de ellas, ya que al subir a casa me dí cuenta que desde la ventana de mi salón las podía ver en lo alto de la chimenea.




En una chimenea como ésta, que casualmente está muy cerca de mi casa aquí en Navarrete y que también puedo ver desde una de mis ventanas, pasaron ellas todo el verano.
Tengo que decir que este año, no se ha cumplido el refrán, ya que desde primeros de Enero las tenemos en lo alto del campanario y en las dos chimeneas, que hay en el pueblo. También las he podido ver durante mis recorridos que hago cada domingo a los pueblos riojanos. Allí están ellas en lo alto de los campanarios. Lo que si que es cierto es que este año no ha nevado y por eso igual han regresado tan pronto.


Bollo  Preñao


En Navarrete hay una tradición que se celebra hoy, "Día de San Blás", viene de los tiempos en los que en el pueblo solían hacer la matanza, y una vez finalizada y hecho todos los chorizos, solían hacer unos bollos de pan con los restos de chorizo crudo que les sobraba.
Como podéis apreciar en el vídeo, Juan Pablo, uno de los panaderos del pueblo se pasa el día haciendo un montón de ellos, casi 800 suele hacer. Se les llama "Preñaos", me imagino que el nombre le viene por lo del trozo de chorizo que lleva dentro, llevan azúcar por encima, y aunque parezca un poco extraño están muy buenos, hay quien dice que los prefieren sin el azúcar, pero a mí me gusta.



Los Preñaos son muy conocidos en La Rioja, se comen y se hacen en muchos pueblos, pero el hecho de celebrar este día con ellos solo se hace en Navarrete, en el resto de La Rioja, se comen unas rosquillas que también son conocidas como "Las Rosquillas de San Blas"  éstas ya están más comercializadas, pues días antes las puedes encontrar en tiendas y supermercados, tiene un sabor y aroma de anís y son muy deliciosas. Puedo dar fe de ello, todavía no había llegado este día y ya me he comido cuatro.
Aunque hay algunos pueblo como Entrena, que se hacen en las panaderías del pueblo solo hoy, igual me acerco y las pruebo.
Y para terminar os diré que también hay otro refrán para el día de hoy que dice "En San Blas una hora y más"
    
Elaboración del Bollo Preñao