miércoles, 26 de junio de 2013

ROBRES DEL CASTILLO, La Rioja

Hoy os voy a hablar de Robres del Castillo, último pueblo que atraviesa la carretera LR-261, en la comarca de Logroño.


Este pueblo perteneció al señorío de Linazas, quienes ponían alcalde. Mas tarde, cuando se abolieron los señoríos pasó a formar parte de la provincia de Soria.


En su municipio está el yacimiento de icnitas "San Vicente de Robres", se le llaman así por el hecho de que se encuentran muy cerca de San Vicente. Entre el barranco del hayedo, y el camino de Jubera, de difícil acceso, en ella hay 106 huellas de dinosaurios carnívoros y herbívoros. El 23 de junio del año 2000, fueron declaradas Bien de Interés Cultural en la categoría de Sitio Histórico.

Escudo

Puerta de aluminio

Robres llegó a tener seis aldeas que dependían de él: San Vicente, Valtrujal, Oliván, Byzarra, Santa Marina y Dehesillas.



En el mismo centro del pueblo se encuentra la iglesia de San Miguel


Ruinas de la ermita de Santa María, románica del siglo XII


A un kilómetro de distancia, pasando Robres se encuentra la Ermita de San Sol. Sus vecinos celebran una romería el último domingo de mayo.


Y sobre el río Jubera, se encuentra este puente medieval del siglo XVI


Sus fiestas que son en honor a San Miguel, y a San Vicente Mártir, se celebran a finales de agosto. Se han trasladado a esa fecha, debido a que es cuando hay más vecinos viviendo en Robres.


En Robres también hubo un castillo, de ahí su nombre. En la actualidad tan sólo quedan sus ruinas