domingo, 7 de julio de 2013

ENTRENA, La Rioja

Esta mañana, después de haber visto el primero de los encierro de los Sanfermines de este año 2013, hemos decidido hacer algo de ejercicio, e ir caminando a Entrena, pueblo que se encuentra a unos 4 kilómetros de Navarrete. No era esa la idea que yo tenía en mente para este día, pero cuando mi marido me lo ha propuesto, no me ha parecido una mal idea, y así que para Entrena que nos hemos ido.
Más o menos eran las 8:30 a.m. cuando hemos salido de casa, y el sol todavía no había comenzado a calentar, pero sabíamos que en algún momento del recorrido lo pasaríamos mal, ya que durante todo el trayecto, no hay sombra.

Ermita

 Una vez hemos alcanzado el cruce con Medrano, hemos visto la ermita de Santa Ana, del siglo XVI y restaurada en el año 1934.
Es costumbre acudir en romería a dicha ermita el lunes de Pascua de Pentecostés, esto se hace para conmemorar la abolición del Tributo de las Cien Doncellas, en la festividad de la Virgen de la Hermedaña. Antaño se solía acudir con carruajes y caballerías engalanadas. Últimamente esta tradición se quiere recuperar y se están celebrando un concurso con desfiles de carrozas.

Entrena

Inmediatamente allí en lo alto del cerro, Entrena ha aparecido ante nosotros. No sé a vosotros, pero a mi Entrena, al igual que Navarrete me gustan mucho, los dos están construidos en lo alto de un pintoresco cerro.

Entrena y Navarrete

Ésta foto está hecha desde el otro lado del cerro, en ella se puede ver su majestuosa iglesia y el pueblo de Navarrete al fondo.

Calle de Entrena

 En lugar de bordear el pueblo por la carretera, hemos preferido acortar por sus empinadas calles, y eso que estábamos muy cansados.   

Hemos pasado por la Iglesia Convento de Santa Clara 

Esta construcción es de principios del siglo XVI, en la actualidad está habitada por monjas de clausura, y está previsto que en él se construya una residencia de ancianos.


Callejeando, hemos llegado al lugar en donde se encuentra la iglesia parroquial de San Martín, de estilo Reyes Católicos, de los siglos XVI XVII y también su ayuntamiento.

En Entrena hay varias casas blasonadas, dándonos a entender el esplendor que antaño tuvo la villa 



Por los restos encontrados en el municipio, se confirma que allí existieron asentamientos anteriores a la época medieval. Su primera mención data del siglo X 

Casa Solariega

Se cree que Entrena fue repoblada por Sancho VI de Navarra en el siglo XII. Éste, aprovechó la minoría de edad del rey Castellano, Alfonso VI para entrar con sus ejércitos en las tierras riojanas, consiguiendo anexionar estas tierras con el reino de Navarra.
Pero más tarde, por orden del rey inglés Enrique II, tuvo que devolvérselo al monarca castellano, ya que vasallos de ambos lados acudieron a él en busca de arbitraje para resolver los continuos conflictos por la posesión de la zona.


Desde el siglo XIV perteneció al señorío de Cameros que fue otorgado por el rey Enrique de Trastamara a don Juan Ramirez de Arellano por su fidelidad mostrada en los conflictos contra Pedro I el Cruel, hasta la abolición de los señoríos en el siglo XIX.

Escudo de Entrena


Vino con Denominación de Origen

A pesar de que Entrena está situado en lo alto de un cerro, el resto de su municipio es llano, sus tierras son utilizadas para el cultivo de árboles frutales y hortalizas, en el pueblo hay una importante industria de transformación agroalimentaria, principalmente de conservas. También viven de la vid, de sus bodegas, donde elaboran y venden el vino.

Sus fiestas patronales se celebran el 10 de julio, en honor a San Cristóbal 
También celebran el día de San Blas con la desgustación del "Bollo de San Blás"
El domingo anterior al Domingo de Ramos, los entreneros, suelen reunirse a merendar en las bodegas para celebrar el "domingo de San Lázaro"  

También he visto algunos detalles que me han llamado la atención, como estas dos chimeneas que me han recordado a Gaudí 

Y este letrero