viernes, 27 de septiembre de 2013

CONJUNTO ARQUEOLÓGICO - Peciña, San Vicente de la Sonsierra, La Rioja

Hace unos días le dije a mi marido que me llevase a Peciña, mirando por Internet me di cuenta que se me había pasado por alto un conjunto arqueológico que hay en la ermita de Santa María de la Piscina.

Las dos veces que había estado por allí, la fotografié de lejos, pero nunca me acerqué a ella. Cómo siempre la veía cerrada, y la vista que se ve desde la carretera de la ermita y su árbol me gustaba, pues tan solo le hice una foto, y nos fuimos.

Ese día fue un día espectacular, de los que me arrepiento de no haberme metido la cámara de fotos en el bolsillo de mi chaqueta antes de montarme en la moto. El Sol relucía, los viñedos estaban preciosos, al llegar a San Vicente de la Sonsierra, justo, donde hay un puente de piedra, habían unas vistas de todo el conjunto del pueblo, su iglesia en lo alto del cerro, un cielo azul, en el que resaltaban las nubes. Una maravilla, pero bueno, qué se le va a hacer, tendré que acostumbrarme a llevar siempre la máquina en el bolsillo. 
La ermita se encuentra en la ladera sur de la sierra de Cantabria, dominado el valle del Ebro


Este preciosa y bien conservada ermita es una de las pocas construcciones románicas de La Rioja, fue consagrada en el año 1137, aunque eso no quiere decir que para esa fecha ya estuviese acabada de construir.


Se sabe, que este escudo de la Divisa, fue colocado en el año 1530 

En el año 1976 y 1977 al hacer unas obras, descubrieron esta necrópolis y un poblado medieval de los siglos X al XIV


Tumbas, algunas de ellas son de la segunda mitad del siglo X

Necrópolis 



Puerta lateral de la ermita

Vista de la aldea de Peciña

La ermita se encuentra a 1 kilómetro de la aldea de Peciña, a otro de Ávalos, y 3 de San Vicente de la Sonsierra. El nombre de Peciña deriva por corrupción de Piscina.

Entre la ermita y la aldea, justo, a la izquierda de la foto, en la explanada más seca que hay encima de los últimos viñedos está el Dolmen de la Cascaja, construcción que data del neolítico, se cree que fue anterior al año 3000 a. C., es un sepulcro del tipo corredor.

Por esa zona no se han encontrado otros monumentos que sean antecesores de éstos, y no son tumbas colectivas, sino el lugar en el que solían acudir a rendir culto a sus antepasados. Esta vez no lo fotografié, ya que con anterioridad ya le dediqué una entrada. Si queréis verlo clicar aquí.