lunes, 14 de octubre de 2013

BAÑOS DE EBRO - MAÑUETA, RIOJA ALAVESA

Hoy nos vamos a ir a la Rioja Alavesa, (en euskera Arabar Errioxa), una de las siete comarcas o cuadrillas de la provincia de Álava en el País Vasco.
Por su situación, se le denomina Cuadrilla de Laguardia-Rioja Alavesa. Delimita al norte con la Sierra de Cantabria y la de Toloño, que la separa del resto de Álava, y al sur con el río Ebro, que la separa de la comunidad autónoma de La Rioja.


Pues hoy en concreto os voy a hablar de Baños de Ebro, que se encuentra en la margen izquierda del río Ebro, a tan solo 10 kilómetros de Laguardia, la capital de la comarca, a 45 de Vitoria y a 26 de Logroño.

O Mañueta como también se le conoce por su actual denominación bilingüe de Baños de Ebro a Mañueta que desde el año 1997 tienen los pueblos de esta comunidad.

Plaza del Ayuntamiento

Iglesia barroca de Nuestra Señora de la Antigua, construida entre los siglos XVI y XVIII Cuenta con una portada de estilo barroco decadente, en su interior hay una imagen de la Virgen de estilo Andra Mari, Señora Mari. Así es como en euskera se le llama a la Virgen.


En lo más alto del pueblo se encuentra la ermita de San Cristóbal, los olleros-as celebran el 10 de julio la fiesta en su honor. 


Este municipio es rural, y la mayor parte de su población vive de la agricultura.

Concretamente del cultivo de la vid. Hay 14 bodegas censadas que producen el vino de rioja.


Se han encontrado tres lápidas de la época tardorromana. De ellas tan solo se conserva una que tiene inscripciones y dibujos. Eso hace que se crea que esta población parece haberse creado en esa época.
También se han hallado en una propiedad particular, restos de un poblado fortificado protohistórico y cerámicas decoradas de la Edad de Hierro.
  


En la Edada Media se le conocía como Baños de Navarra, ya que por allí había un paso para cruzar el río Ebro. En un principio se hacía en barca, y más tarde se construyó un puente. 
Hasta el año 1666 que se convirtió en villa, perteneció a la jurisdicción de Laguardia.  

Celebran sus fiestas patronales el 24 de agosto en honor a San Bartolomé. Antaño también celebraban la Quema del Judas, una tradición en la que se quemaba un muñeco de trapo como chivo expiatorio  de los males del pueblo. Esta tradición de la que ya os he hablado con anterioridad, se está perdiendo ya en muchos pueblos, aquí concretamente desapareció en la década de 1930.

Y aquí os dejo algunas curiosidades que me encontré callejeando por el pueblo

Veleta
Tufera