martes, 16 de junio de 2015

COSTUMBRES QUE PERDURAN - El Oficio de Pastor


Son muchas las veces que recorriendo nuestros pueblos me he encontrado con algún que otro pastor llevando sus ovejas de un lado a otro para que pasten en los campos.

Pero a pesar de que son muchos con los que me he topado, este oficio de pastor, es uno de los que poco a poco se va extinguiendo. Cada año se pierden unos 2000 rebaños de ovino y el número de pastores desciende a unos 300 al año. por lo menos eso es lo que está sucediendo en tierras de aragón. 



Y si esto continua, no sólo su descenso será el económico, si no que también afectará a la demografía de un buen número de pueblos.  



Es lógico que esto esté sucediendo, ya que su rentabilidad  ha ido descendiendo mucho, y eso hace que muchos jóvenes piensen que  continuar con la tradición familiar no les compensa. Y por ello no continúan con el oficio de sus antecesores.

Principalmente, las razones de este declive, son el encarecimiento del alimento de las ovejas y la crisis que estamos padeciendo. Eso ha hecho que muchas familia prescindan de comer esta carne y coman otras más baratas. Hoy en día, comer chuletitas de cordero, se está convirtiendo en todo un lujo para muchos de nuestros hogares. 


Este pasado fin de semana en  Brieva de Cameros, se celebró la XVI Fiesta de la Trashumancia. Una fiesta que da comienzo al desplazamiento anual de los rebaños desde unas zonas a otras para pasar los distintos ciclos climáticos. Por ejemplo, en los meses de invierno los ganados deben permanecer en las tierras bajas del sur y oeste de la península, donde el clima es más cálido, y a  finales de la primavera, es cuando se desplazan hacia las montañas del norte y el este.

Y para ello utilizan las cañadas, así es como se le llaman a estas antiguas rutas que cruzan la meseta castellana, y que fueron fijadas por el Concejo de la Mesta, una institución que fundó Alfonso X el Sabio en el siglo XIII  ¿Sabéis cuantos kilómetros de longitud tenemos?, pues nada más y nada menos que 124.000  


Pastora riojana

A lo largo de todas estas rutas se conservan vestigios de nuestra cultura, como dólmenes, verracos, abrevaderos, fuentes, y ventas.
La primera documentación que se ha encontrado de la trashumancia riojana data del año 923, cuando el conde Fernán Gonzalez concedió al pueblo de Canales el privilegio de mover el ganado.