viernes, 26 de agosto de 2016

BOCATA DE JAMÓN SERRANO Y UN PASEO POR AGONCILLO

Bocadillo de jamón serrano y zumo de naranja
Hace unos días nos dirigimos hacia Agoncillo, pueblo riojano, que se encuentra a tan sólo 9 Km. de Logroño, dirección Zaragoza, en el Camino de Santiago.
Antes de entrar en el pueblo paramos en uno de los bares de la carretera a tomar nuestro habitual bocata y, como podrás ver esta vez nos dieron un buen bocata de jamón serrano, que destrocé al querer partir en dos.    

 Castillo de Agoncillo
Una vez ya en Agoncillo, nos dispusimos a callejear por el pueblo y, lo primero que vimos fue su peculiar castillo


Banderas ondeando al viento 



A este castillo, que se encuentra en pleno centro del pueblo, y muy cerca del río Ebro, se le conoce por varios nombres, uno de ellos es el del nombre de la localidad "Castillo de Agoncillo", otro es "Castillo de Aguas Mansas" o "Castillo de Aguas muertas" este último, se cree que es debido a las aguas estancadas, que contenía su foso.

Foso
Es uno de los pocos castillos de la Rioja que tenían foso con agua 


Debido a su situación este castillo fue muy importante durante la Edad Media 

Desde allí se puede ver su iglesia, me acerqué a ella, ya que en su campanario había unas cigüeñas y, cuando me disponía a fotografiarlas, me dí cuenta de que su campanario estaba separado del cuerpo principal. 

Un vecino me comentó que le estaba pasando lo mismo que a la torre de Pisa en Italia 

Realmente es sorprendente la separación que hay. ¿No te lo parece?