jueves, 6 de octubre de 2016

BRUNCH - Breakfast-lunch

Brunch

Ya sé que esto no es un bocata, pero quiero mostraros el suculento desayuno que me comí el pasado sábado. Se trata de un "brunch", una palabra que une breakfast (desayuno) y lunch (almuerzo). "Parecido a nuestro plato combinado", pero con la única diferencia, de que nosotros solemos tomarlo para comer o cenar, y en Montreal, lugar en donde me lo comí se suele tomar los fines de semana, y normalmente, antes del mediodía. 
Los inicios de esta costumbre datan del año 1896, y fueron las familias británicas de clase alta las que comenzaron con esta tradición, cuando solían dar el domingo libre a sus sirvientes, y estos preparaban un buffet para que sus jefes pudiesen tener comida durante todo el día.   


Éste se lo comió mi nuera


Y éste mi hijo  

Normalmente los domingos es cuando me suelo conectar con él para vernos a través de Skype, y varias han sido las veces que le he escuchado decir que se iban a tomar un brunch y, por más que me explicaba de qué se trataba, no me hacía a la idea de que pudieran ser tan grandes y suculentos. y lo que también me llamó la atención es que se sirven en restaurantes exclusivamente especializados en ello, y no veáis las colas que se forman para entrar. Jamás he visto algo similar en España, ni en el Perú, (lugar en donde también he vivido)


Y como me gustó tanto, el domingo repetimos en otro de los muchos restaurantes especializados en brunch que hay en Montreal, pero esta vez lo pedí dulce. 

Y os preguntaréis, el porqué de mi viaje a Montreal, pues he ido a conocer a mi nieto Ethan, que nació el 12 de julio