domingo, 3 de septiembre de 2017

GATOS RIOJANOS - Mascotas


Un pueblo que me sorprendió mucho fue Aldeanueva de Ebro, conocido en La Rioja por el pueblo de las tres mentiras: no es aldea, no es nueva, y por sus tierras no pasa el Ebro.



En esta céntrica, vieja y abandonada casa, tan solo habitan felinos que son cuidados y protegidos por alguno de sus vecinos.
Recorriendo los pueblos, he podido observar que en muchas de las viviendas abandonadas suele haber plásticos con restos de comida y recortes de botellas con agua, que alguien deposita para alimentar a los gatos callejeros, que hacen de estas viviendas su hogar.


También en Santa Lucía, un pueblo del valle de Ocón me encontré con esta preciosidad


Y, mira este otro que sacaba su cabecita, justo cuando pasaba por delante de esta vivienda de Badarán