sábado, 3 de febrero de 2018

LAS NEVERAS DE SOJUELA - La Rioja


El pasado fin de semana se celebró el XII Sendero a las Neveras de Sojuela, una cita con la naturaleza y la gastronomía.
Fueron una 600 personas las que participaron en esta marcha que comienza en el ayuntamiento de Sojuela, hasta el punto en donde se encuentran estas neveras, que se crearon para recoger hielo para conservar y refrescar los alimentos y, también para usos terapéuticos.


Estas neveras siempre han estado ubicadas en zonas frías y cerca de los puntos en donde la nieve se acumula de manera natural. Concretamente estas cuatro oquedades revestidas con piedras y sin cubrir están en el monte Moncalvillo. Las que se construyeron con cubierta ya no existen, ya que se construyeron con materiales naturales.
 Las neveras de Sojuela se crearon a finales del siglo XVI y fuero mandadas construir por la ciudad de Logroño para abastecer de hielo a su población. 



El proceso de obtención del hielo o empozado comenzaba con la creación en el fondo de la nevera de un "emparrillado" que la aislaba del contacto con el suelo y con el agua de fundición, permitiendo la salida de ésta por un aliviadero o desagüe. 
El Emparrillado era una estructura de troncos cubierta de una base vegetal de helechos, paja y ramas que se apoyaban sobre piedras situadas en el fondo de la nevera. Desde el exterior se echaba la nieve sobre esta estructura.
Los "empozadores" se protegían los pies con polainas fabricadas con pieles de animales, que apelmazaban por medio de golpes con pisones de madera.  



Cuando la nieve prensada se convertía en hilo y tenía una altura de 30 o 40 cm se colocaba una capa vegetal, que una vez cortada permitía separarla en bloques, para su posterior extracción. También se colocaban elementos vegetales en los laterales con el fin de evitar el contacto de la nieve con las paredes del depósito de la nevera. Así continuaba el proceso hasta completar el llenado, cubriéndose la parte superior con ramas, troncos, paja o pieles para que todo el conjunto conservara la temperatura idónea y la nieve aguantase el largo periodo de estío 



Extracción
La nieve convertida en hielo se extraía comenzando por la parte más alta del depósito. Se cortaba en palas y sierras de diente ancho y los bloques se metían en distintas estructuras,  algunas de madera y otras fabricadas con elementos vegetales, como el vencejo. A medida que el depósito descendía se utilizaban cuerdas y poleas para izar la nieve hasta el exterior.
Una vez embalado el hielo se transportaba hasta su destino sobre animales de carga y, se hacía lo más rápido posible. El traslado se hacía siempre de noche, cuando la temperatura descendía.
El hielo, que  se vendía a peso, perdía más del 30% de su peso natural. 



En este espacio también hay dos ventisqueras artificiales, que se utilizaban para depositar en ellas gran cantidad de nieve antes del empozado. 

Refugio

Las neveras dejaron de utilizarse a finales del siglo XIX



Hormiguero Formica Rufa

Al lado de las neveras se encuentra este gran hormiguero


Aunque desafortunadamente no vimos ninguna de estas hormigas que también son conocidas como "hormiga roja". 
Además de andando también se puede llegar a ellas por alguna de las Rutas del Centro BTT Moncalvillo