martes, 17 de mayo de 2011

ÁBALOS - La Rioja

Por la carretera N-232 llegamos a Ábalos,  y entramos al pueblo por una estrecha carretera, que atraviesa un pequeño arrollo.



Que nos llevó hasta esta gran puerta, que enseguida dí por hecho de que se trataba de la casa- palacio de los Marqueses de Legarda. 



Palacio de los Marqueses de Legarda
El Palacio de Ábalos tiene su origen en el linaje de Ramírez de la Piscina, cuyos escudos se encuentran en su fachada principal, toda ella de piedra de sillería.

El Infante D. Ramiro de Navarra, fundador de dicho linaje, estuvo casado con Dª Cristina Elvira, hija del Cid Campeador. El hijo mayor de ambos, D. García Ramírez, el Restaurador, fue coronado Rey de Navarra el año 1.134.

D. Ramiro participó, con otros caballeros navarros en la primera Cruzada, junto a Godofredo de Bouillon, entrando con sus huestes en Jerusalén por la parte de la Piscina Probática.

En su testamento, mandó construir un templo a su hijo segundo, D. Sancho Ramírez, Señor de Peñacerrada, bajo la advocación de Nª. Srª. de la Piscina, para que en ella se custodiase el trozo de la Vera Cruz que trajo de Jerusalén. Esta basílica, perfectamente restaurada, se encuentra a media legua de Ábalos. D. Sancho se hizo llamar Ramírez de la Piscina, y lo mismo sus descendientes.

Dispuso además, la creación de la Divisa Solar y Casa Real de la Piscina, que cuenta con unos capítulos y ordenamientos definidos y cuyos últimos patronos están vinculados al Palacio de Ábalos.



Uno de ellos, D. Francisco Antonio Ramírez de la Piscina, Arcediano, Comisario de la Cruzada y Vicario General del Arzobispado de Toledo, llevó a cabo, a finales del siglo XVII y principios del XVIII, diversas obras de ampliación y mejora del edificio primitivo, así como la creación de un jardín con dibujos geométricos de boj, que se conserva intacto en la actualidad.
 Lo más destacado de los los trabajos de ampliación señalados, son la construcción de tres torreones, dos de ellos en la fachada orientada a mediodía sobre los que se apoyan tres galerías porticadas superpuestas, al estilo de las "logias" italianas renacentistas, en las que se inspiró para realizar el proyecto. Al pie de esta fachada, se encuentra el austero jardín antes mencionado, que completa el conjunto, de una notable originalidad.
 
La pena es que dicha casa en la actualidad se encuentra deshabitada, le pregunté a un joven del pueblo por los condes, y su respuesta fue que él nunca los había visto, y de hecho no sabía ni sus nombres.
El palacio es muy bonito, en su día debió de haber mucha vida en él, todas las puertas y ventanas se encontraban cerradas.
 Me hizo recordar las películas de la época, cuando los príncipes y señores acudían a pasar largas temporadas, me imaginé a las criadas abriendo las ventanas y a los mozos de cuadra preparando los carruajes.

Ábalos se encuentra en la margen izquierda del río Ebro, pertenece a La Rioja Alta, es una villa muy cercana a Haro.
En el S. XV Ábalos era una aldea de San Vicente de la Sonsierra, por tiempos fue pasando de mano en mano, por donaciones, herencias, agradecimientos y ventas. Aunque siempre pertenecía al señorío de San Vicente de la Sonsierra. Pero en el año 1727 debido a las deudas que sus propietarios que en ese momento eran los Condes de Castilnovo, el señorío fue puesto en subasta pública por el Tribunal de la Inquisición de Logroño, siendo adjudicado a los vecinos que pujaron hasta los 53.500 maravedíes y desde entonces Ábalos es una villa independiente.




Calle de la localidad de Ábalos y la iglesia parroquial de San Estaban Protomartir al fondo, dicha iglesia está declarada como Monumento de Interés Cultural. Es de estilo gótico flamígero del S. XVI, su torre es barroca.


Monumental Iglesia de Ábalos





Como en la mayoría de los pueblos de esta zona sus casas están construidas en piedra de sillería.
Me gusta pasear por estas calles tranquilas, con la quietud de una mañana de un domingo de Diciembre.



Paseando por ellas se pueden ver casas con escudos, como los de Ramirez de la Piscina y los López de Ornillos.



Palacio de los Marqueses de Legarda
Los vecinos de Ábalos celebran sus fiestas en honor a su patrón San Esteban Protomartir el 3 de agosto










Una puerta muy original para una tierra que está ligada a la producción del vino, entorno al cual se ha desarrollado toda una cultura.
El vino, como elemento cultural, hunde sus raíces, en época de la denominación romana.



Ya en la Edad Media, el cultivo de los viñedos se asociaba a la vida en los monasterios y abadías

En los S. XVI y XVII ya La Rioja contaba con un excelente producción de vino que le permitía exportarlo a diferentes ciudades de nuestra España y extranjero



A finales del S. XIX fue fatídico para la viticultura riojana, ya que llegó a Europa, procedente de América la filoxera, una plaga devastadora, que arrasó los viñedos de todo el continente, no quedando ninguno en pie. Se necesitaron 20 años para recuperarse de dicha plaga.

Esperemos que nunca más vuelva algo semejante, aunque con los productos y los medios que hoy en día hay en el mercado posiblemente eso no vuelva a ocurrir jamás.

Pero como es bien sabido, muchas veces con la madre naturaleza no se puede jugar




Ábalos se encuentra en las faldas de la Sierra de Cantabria, dicha sierra deja esta zona al abrigo de los húmedos vientos atlánticos, y que con la influencia del valle del Ebro, proporcionan a esta zona características mediterráneas.




Barandilla de madera

Reja de hierro





Debido a su situación, ya que hay un desnivel muy marcado. Se pasa de los 400 m. que hay en las orillas del Ebro hasta los 1.267 del Toloño, su flora es muy variada, existiendo distintos tipos de vegetación


También su fauna que está dispersa por toda la zona, es muy rica, entre la que no faltan las especies cinegéticas comunes en toda La Rioja, que se reparten entre los diferentes ecosistemas y que se adaptan a la vegetación existente, y también al clima y la altitud


Portón de madera, en una ventana

Una "Jornada de Puertas Abiertas" que permite conocer esta zona tan rica, tanto culturalmente como en el terreno vitivinícola.




En diciembre, en vísperas del día dedicado a "La Inmaculada Concepción", la Asociación de Mujeres de Ábalos celebra la fiesta de "Las Mañas", recuperando así una vieja tradición que consistía en encender una hoguera y purificar, simbólicamente, con ramas de espliego cada uno de los rincones del municipio


Escuchando su repique,
producido por la fuerza de la mano
sabrás de su llegada.