martes, 10 de mayo de 2011

PECIÑA - SAN VICENTE DE LA SONSIERRA, La Rioja

Al igual que Rivas de Tereso, también esta bella aldea situada en las faldas de la Sierra de Cantabria, pertenece a San Vicente de la Sonsierra
Después de visitar Rivas, nos dirigimos hacia allí por la carretera de Vitoria a Logroño, la N -232a, una indicación a la izquierda nos indicó el desvío hacia la aldea de Peciña, quedé sorprendida al ver la carretera. Era estrecha, y llena de baches, creo que de todas las poblaciones que he visitado por esa zona es la que peor está. En mi opinión, los vecinos no se merecen una carretera en tan mal estado.



Ya desde la distancia se puede ver el campanario de su iglesia, situada en la parte más alta

Escalinata de acceso a la iglesia parroquial de San Martín.


Arco construido en piedra sillar


Tenía entendido que la aldea  tan solo contaba en la actualidad con un habitante fijo, aunque los fines de semana y en verano la población aumenta a 25 o 30 habitantes.
Pero al llegar allí y ver ropa tendida me dio a entender que son más sus habitantes. Últimamente son muchos los que están volviendo a sus lugares de origen

Casas también construidas en su mayoría en piedra

Dicha aldea se constituyó hacia el Siglo XIV

El nombre de Peciña, proviene de la derivación de Piscina



Casa deshabitada a 700m de altitud, y la Sierra de Cantabria al fondo, dicha sierra hace de barrera  y protege a La Rioja de los intensos fríos de nuestra vecina Álava, siendo  así la responsable del clima que ha permitido a la comarca hacerse famosa por sus vinos.




Llegamos a Peciña el 19 de Diciembre, y debido a los días en los que nos encontrábamos, alguna de sus casas estaban decoradas con motivos Navideños

Por dicha zona se realizan las conocidas rutas del vino, que recorren el corazón de la Sonsierra, rodeados de un enclave privilegiado, desde donde se puede disfrutar del entrono y del paisaje.



Troncos de parra desnudos, esperando la llegada de la primavera para llenarse de nuevos brotes, seguro que si hoy visitase Peciña, la encontraría cubierta de las nuevas hojas.

Pintada de verde y con gatera

Entreabierta


Sarmientos en la pared
El sarmiento del viñedo son las ramas secas de la vid. Cada año después de la vendimia, se produce la poda del viñedo, para regenerar y controlar el crecimiento de las ramas de las cepas. Dicha poda se lleva acabo entre noviembre y enero.
Estas ramas llamadas "Sarmientos"se utilizan para asar carne, por todas las gentes de estas tierras es bien sabido que cocinar sobre las brasas de ellos les dá un sabor especial a todos los productos. Yo nunca los había utilizado, y desde que vivo en La Rioja, si tengo que cocinar algo en la chimenea de la bodega, los utilizo y tengo que decir que hay mucha diferencia, las chuletas saben distintas y qué decir del conejo. Para chuparse los dedos.

Puerta hecha con trocitos de madera, me pareció muy bonita y original

Reflejos invernales



Contraventanas cerradas


En su origen se llamó La Piscina, ya que estuvo ubicada en el lugar de la iglesia románica de Santa María de la Piscina
En el siglo XIV fue arrasada por las tropas de D. Enrique de Trastámara, que al no poder adueñarse del castillo de San Vicente de la Sonsierra, ordenó que incendiasen los arrabales y las aldeas.

Joya del Románico


Aislada sobre un collado y entre dos colinas, se encuentra uno de los edificios más completos y mejor conservado del románico en La Rioja


Ermita de Santa María de la Piscina

En la portada de dicha ermita se encuentra el escudo de armas de la Divisa.

La historia de La Rioja cuenta que:

Ramiro Sánchez de Navarra participó en la Primera Cruzada, entrando a Jerusalén por la piscina probática. A su regreso trajo una astilla de La Cruz donde fue colgado Cristo y una estatua de La Virgen tallada –supuestamente- por San Lucas. Ramiro creó una orden de caballería llamada La Divisa y cuyo primer patrón sería su hijo Sancho Ramírez. En su testamento dejó encargado que se construyera un templo que recordara su victoria en Jerusalén: "Que este templo tome la forma de la Piscina Probática, teniendo por patrona a Santa María. En él serán expuestas las reliquias traídas de Jerusalén y, en especial, el trozo que pertenece a la Santa Cruz”.

Dicha ermita fue consagrada en 1137 por Don Sancho de Funes obispo de Calahorra, en 1974 se restauró.

La Piscina Probática o "Piscina de Betesda" se encuentra a pocos metros de la Puerta de San Esteban dentro de las actuales murallas, en tiempos de Jesús estaba en extramuros, junto a la puerta llamada Probática y que llevaba al templo.
En sus aguas se reunían los inválidos porque se decía de ellas que tenían propiedades curativas, ya que se dio el milagro de la curación de un inválido (Juan 5:6-9)
Estaba tallada en la roca, actualmente hay numerosos restos de los que los bizantinos levantaron sobre la piscina. La iglesia de Santa maría Probática S.V que fue destruida y los cruzados levantaron una pequeña iglesia como recuerdo de la curación del paralítico.




En el año 1953, Domingo Fernandez de Medrano descubrió un dolmen en las inmediaciones de dicha ermita, se le conoce por el Dolmen de la Cascaja, cuando estuve en Peciña, no lo visité ya que desconocía su existencia, pero os aseguro que cuando vuelva a pasar por allí, me acercaré y os lo mostraré