lunes, 4 de junio de 2012

MUNILLA, La Rioja


La semana pasada nos enteramos de que ayer en Munilla se iba a celebrar un mercado de antigüedades, así que hacia allí que nos fuimos

Munilla se encuentra en la Comarca de Arnedo, a 68 Km. de Logroño. Todo el mundo conoce los famosos zapatos de Arnedo, pero seguro que muy pocos saben que Munilla fue la primera localidad de la comarca en fundar industria de calzado y telares.


 Munilla se encuentra situada sobre una ladera a orillas del arroyo Manzanares 


Puente medieval con ojos de diferentes diámetros, coincidiendo el ojo mayor por el paso de las aguas del río que atraviesa.
Construido en piedra sillar y se encuentra situado en el camino que une Munilla con el vecino pueblo de Enciso.

En el siglo XX con la construcción de esta carretera, se produjo un corte en la margen derecha del puente y tuvieron que destruir el antiguo estribo y la continuación del tablero.

Iglesia parroquial de Santa María construida en sillería en el S. XVI.

En su interior se encuentra una escultura del Santísimo Cristo de la Sierra del S.XIV, considerado el más importante tesoro artístico de Munilla

Este Cristo conserva una  curiosa leyenda: Los vecinos del pueblo contrataron a un artesano en tiempo de cuaresma para que realizase la escultura, él se encerró dentro de la iglesia, los vecinos por un orificio le enviaban la comida, pero ésta nunca llegaba al artista ya que alguien la robaba. Entonces el Santo Cristo que estaba a medio tallar le ofreció su carne al artesano para que así pudiera acabar su obra. Por esta razón le cortó un trozo de mano en recuerdo del milagro.



Esta calle une la iglesia con el puente de piedra, hasta el año 1960 conservaba su original empedrado del S. XVI
Iglesia de San Miguel de los S. XV y XVI de estilo Reyes Católicos

Ermita de la Soledad barroca del S. XVII


Munilla en el año 1366 perteneció a los condes de Aguilar e Inestrilla


Las fiestas de Munilla son el día 17 de enero, en honor a San Antón, y el último fin de semana de septiembre en honor a la Virgen de la Soledad 


Como os comentaba, ayer volvimos a recorrer sus calles, y como todos los que allí acudimos disfrutamos de todas las antigüedades, que los vendedores de lugares muy remotos nos ofrecían. Por sus acentos deduje que la mayoría no eran riojanos.


Me llamó mucho la atención este manojo de llaves antiguas que tienen mucho que ver con las puertas y mi blog

Y también estos cántaros, con ellos el Ayuntamiento quiere dar a conocer el Museo del Cántaro de Munilla, en el que se encuentra como podréis ver una gran colección de cerámica popular, con más de mil piezas, todas ellas de un gran valor histórico.




Ya de regreso a casa, y con una radio antigua en el maletero del coche, paramos a fotografiar "La Casa Azul" se encuentra a la entrada de Munilla. 


Con la llegada de la primavera todo florece

El pueblo de Munilla consta de tres barrios: El de San Miguel, antaño era el barrio más aristócrata. Contaba con frontón, paseo y elegantes edificios de piedra.

Pintada de azul

El barrio de El Cortijo, es el más humilde y era en donde se realizaba el trabajo artesano de confeccionar zapatillas


El de Santa María es el que mejor se conserva, en él se encuentra la escuela, El Cuarto del Peso, su plaza con su curiosa fuente y el Mercado de Domingo.


Como en la gran mayoría de los pueblos de esa zona, en Munilla también hay yacimientos de huellas de dinosaurios: Barranco de La Canal y Peña Portillo


También pude descubrir este lavadero, en la actualidad ya en desuso, en ellos las mujeres solían acudir a lavar la ropa y, a la vez que realizaban un duro trabajo les servía para conversar, chismorrear y enterarse de todos los acontecimientos sucedidos en el pueblo. de hecho era en su día un lugar de sociabilidad


Munilla se ubica al pie de la Sierra de la Hez, el Hayedo de Santiago y los Cameros Viejos. En el municipio se encuentra la GR-93, son senderos de Gran Recorrido por las Sierras de La Rioja, están señalizados con marcas blancas y rojas. Son rutas de montaña media que pasa de un valle a otro salvando las sierras trasversales a través de los collados, por donde los antiguos caminos de herradura unían los pueblos. Esta ruta va a San Román de Cameros y a Enciso.