sábado, 30 de mayo de 2015

COSTUMBRES QUE PERDURAN - ADOQUINANDO

Adoquinando una de las calles de Écija en el año 2007

La entrada de hoy, se la vamos a dedicar a uno de los oficios, que según nuestro amigo Salix se está perdiendo. Se trata del oficio de adoquinar las calles.

Salix me comenta que al igual que yo, él también tiene interés en fotografiar lo que hoy está y mañana no, sean graffitis, cerámica, picaportes, lavaderos, etc. y que desde que he abierto esta entrada dedicada a las "costumbres que perduran", le he hecho estar implicado. y cada vez que sale por las carreteras, lo hace enriquecido por este enfoque de fondo que le he trasmitido. Y para que vea que es verdad me ha enviado estas dos fotos, en las que podemos ver cómo se hace un buen adoquinado. 

Me cuenta que la mitad de los pueblos y villas de España están adoquinadas, pero cualquier cambio que les afecte acaba siendo sustituido por asfalto, o lo que es pero, por adoquines artificiales, que parecen adoquines, pero no lo son.

Y cómo ha tenido la suerte de poder fotografiar y ver cómo se realiza esta ancestral profesión, que por suerte todavía sigue vigente en algún lugar de España, me ha enviado las imágenes para que las comparta con todos vosotros.  



Y esta otra foto la hizo el pasado mes de abril en Carmona, justo en la calle de acceso al Espacio Necrológico  Como podréis ver para adoquinar sólo se utiliza arena y adoquines de unos 20 cm. de largo por 15 cm. de ancho, lo que hace que se pueda manipular con una sola mano.

Su origen se remonta a hace 25 siglos, fueron los romanos los que los comenzaron a utilizar, ya que con el empedrado anterior que consistía en piedras sin tallar el rodamiento era más lento y dificultoso