lunes, 9 de enero de 2017

ANDOSILLA - Rioja Navarra

Hoy nos vamos a la Comunidad Foral de Navarra, en concreto os llevaré a callejear por Andosilla, pueblo situado en la merindad de Estella, en la comarca de la Ribera del Alto Ebro, a 73 kilómetros de su capital Pamplona, y que pertenece a los pueblos con "Denominación de Origen Navarra"



La primera documentación que se tiene del nombre del pueblo, apareció en documentos antiguos como Andocella, Andosella, Andosiella, todos ellos fechados entre los años 1066 - 1280. Se cree que todos ellos están relacionados con el nombre de persona aquitano Andos(us)+illa   "Andosilla"


Iglesia parroquial de San Julián y Santa Basilisa, de estilo gótico renacentista del siglo XVI, en su interior destaca su retablo, declarado de Bien de Interés Cultural


En el centro del pueblo se encuentra la basílica dedicada a la patrona del pueblo, la Virgen de la Cerca, antes la imagen románica de esta Virgen, se encontraba en una ermita que estaba cerca de la peña. Aunque la tradición cuenta que fue allí en donde la Virgen apareció, se ha trasladado al centro del pueblo por miedo a los desprendimientos. Esta nueva basílica se ha hecho gracias a los donativos de unos vecinos,  también en su interior se encuentra la imagen de la Virgen de la Santa Cruz, que antes se veneraba en otra ermita con el mismo nombre.
En el barrio del Puente, también se encuentra una pequeña capilla dedicada a San Esteban patrono del pueblo. 



Recorriendo sus calles, me encontré con esta centenaria parra. Le pregunté a un vecino por su edad y no supo responderme, me dijo que él, (que ya era muy mayor), siempre la había visto.


Detalle de su tronco

También me dijo que cuando estuvieron arreglando el pavimento, y haciendo las canalizaciones para el agua, temían por ella. A pesar de que no se trata de un árbol, por su originalidad, la voy a etiquetar en los árboles singulares.


Andosilla tiene varios barrios: El Puente, La Villa, El Regadío, El de Santa Cruz, Las Conejeras, El Barranco y Las Eras.


Antiguas Cuevas

En lo alto del pueblo, en donde antes se encontraba el castillo, se encuentran los restos de unas cuevas excavadas en la peña, que hacían las veces de vivienda y que tuvieron gran importancia en la defensa fronteriza de esta parte de Navarra entre los castellanos. Hoy en día se encuentran protegidas por malles, por miedo a los desprendimientos.


También cuenta con casas solariegas, destacando la casa-palacio del siglo XVIII





Viacrucis
Desde hace 23 años en sus calles se revive la crucifixión de Jesús por medio del Viacricis.

Protegida con una botella para que no se hagan pipi los perros en ella

Y como en muchos otros pueblos navarros, aquí también se cantan los auroros "Auroros de Andosilla" que hasta tienen editado un disco con canciones del folclore local.

Guardando la casa

Regresando de la huerta

Los andolenses celebran sus fiestas patronales en honor a la Virgen de la Cerca, del 7 al 13 de septiembre. El día de la Natividad de Nuestra Señora, con la aurora, procesión, y jotas para agasajar a la Virgen.
Aunque los jóvenes del pueblo, una semana antes (el primer fin de semana de septiembre) celebran la Fiesta de la Juventud, con encierros, charlotadas, conciertos nocturnos, y alguna que otra degustación de pinchos.
Escudos de armas

El 20 de enero celebran la fiesta en honor a San Sebastián, y el primer sábado de mayo, a pesar de que la ermita se quemó en los años 70, continúan celebrando una romería a la Santa Cruz. Una tradición de hace más de 200 años.

Los Prensadores de la Copa

Monumento realizado por José Luís Jimenez Tres en el 2003, Andosilla también es un pueblo vinícola, y está considerado como uno de los pueblos navarros con denominación de origen rioja.


Existe una tradición con el pueblo riojano de Arnedo, son sus vecinos los que todos los años caminan hacia Arnedo para recuperar a los Santos, ya que tanto un pueblo como el otro los consideran suyos.



"El Robo de los Santos de Arnedo", esta representación se lleva a cabo  el 27 de septiembre en honor a San Cosme y San Damián, al finalizar el día los andolenses se lanzan hacia los Santos y gritan ¡Navarros, a Navarra con ellos! pero nunca lo consiguen, ya que siempre los Santos se quedan en Arnedo.