miércoles, 31 de mayo de 2017

ARAÑAS DE MI JARDÍN

La entrada de hoy se la voy a dedicar a los arañas que me he ido encontrando por mi jardín



Esta singular arañita es una Synema globosum, también conocida como "Araña Napoleón"

Esta en concreto es Matilda me la encontré ya hace unos años, y estuvo tanto tiempo con nosotros que hasta le puse nombre. Se trata de una Araneus diadematus, araña común en los jardines europeos




Ésta que creo que se trata de una Pisaura Mirabilis me la encontré en una hoja de Malva Negra.


Esta Araneus Diadematus o Araneus pallidus, también conocida como la araña de la cruz, es para mi la peor de todas. Me dio mucho repelús la primera vez que la vi y, aunque dicen que es la más común en los jardines de Europa, tengo que decir, que este año es la primera vez que las veo en mi jardín.
Sus telas de araña son muy fuertes. Tanto, que hasta escucho el sonido de cuando las rompo al tropezarme con ellas.
No sé por qué será, pero este año tengo el jardín lleno de telas de araña, hay tantas y tan largas que voy dando brazadas (como una nadadora) para romperlas y no darme con ellas. 


Vista desde otro ángulo, se que la foto está algo borrosa, pero es que no me atreví a acercarme más.


Una Steatoda sp. colgando de su tela


Y aquí una Salticidae, que casualmente descubrí cuando acababa de cazar a otra pequeña araña

Y aquí otra araña Araneus diadematus 

Hembra tejiendo su trampa, se trata de otra Steatoda 


Trepando por el tallo de una rosa

Y esta pequeña Thomisus onustus que tiene la peculiaridad de cambiar su color blanco al amarillo, para así poder camuflarse. se le reconoce por las rayas negras del céfalo tórax.
Un amigo me dijo que dicen los expertos que en cualquier momento de nuestra vida y en cualquier lugar que nos encontremos siempre estaremos a menos de dos metros de un arácnido, ya que están muy extendidos y se han detectado más de 100.000 especies.

Araña

Y esta, de la que desconozco su nombre, la descubrí cuando fui a darle al interruptor de la luz, noté algo y, para sorpresa mía, descubrí esta tremenda araña al lado del interruptor. No os podéis hacer una idea de lo mal que me lo pasé, ya que les tengo fobia. Fui corriendo a la cocina, y gracias al insecticida conseguí librarme de ella.