viernes, 11 de febrero de 2011

DAROCA DE RIOJA - La Rioja


A principios del pasado Diciembre estuvimos visitando el pueblo de Daroca de Rioja, como podréis apreciar es un pueblo que se encuentra en un lugar privilegiado, rodeado de una gran variedad de árboles y arropado por el monte Moncalvillo.
Este pueblo, es único en el mundo por una razón, en él se encuentra el Restaurante Venta de Moncalvillo. La Guia Michelín le ha vuelto a conceder una de sus estrellas.
Está considerado como el pueblo más pequeño del mundo en contar con una de estas prestigiosas estrellas.
Daroca se comunica con Logroño por la carretera LR-341 que recorre diversos pueblos de esta bonita sierra, se puede llegar a la cumbre por una pista asfaltada y en muy buenas condiciones, desde lo alto se pueden ver una magnificas y extensas vistas, en donde los amantes de la fotografía pueden disfrutar de ellas, ya que
desde este enclave tan privilegiado a modo de balcón se puede ver gran parte del valle del Ebro, la Rioja Media y Alta, la sierra de Cantabria e incluso las cumbres pirenaicas.




Iglesia de Nuestra Señora de Patrocinio, fue construida en el S. XVI en sillería y ladrillo, en el S. XVII se modificó y simularon las cornisas con yesería.
Fue una de las primeras construcciones que se realizaron en el pueblo.




Daroca antes del S. XI era una zona de corrales, cabras, y ovejas. María Daroca, una vecina de Medrano fue la que una vez construida la iglesia, inició el padrón. Seguro que fue una mujer emprendedora y trabajadora, como esta vecina del pueblo que vi llevando esa carretilla en busca de leña para calentar la casa de las bajas temperaturas que nos hacían esos días.  


Calle principal del pueblo
                                                
 El río Daroca, que nace en la fuente El Colorado y el río Cabañas, bañan las huertas que sus primeros habitantes crearon para el consumo particular. Huertas que en la actualidad todavía perduran, puede ver muchas de ellas. De hecho la vez anterior que estuve en el pueblo era verano y sus huertas estaban repletas de todo tipo de verduras, hortalizas etc.  Tengo entendido que la Venta de Moncalvillo dispone de su propia huerta para elaborar sus deliciosos platos. Yo también he creado una pequeño huerto en mi jardín, pero tengo que deciros que por el momento no me siento muy orgullosa de mis cosechas. Allí estuve hablando con un señor que estaba cultivando el suyo, me dio varios consejos los cuales pondré en practica.
Muchos de los pueblos que viven en las inmediaciones de la sierra de Moncalvillo, antaño tuvieron pleitos con el pueblo de Navarrete por la propiedad de dicho monte. Uno de ellos se celebró en el año 1732, entre dicha aldea, el pueblo de Hornos y Navarrete, sobre el aprovechamiento del mismo. Estas disputas fueron muy frecuentes a lo largo de la historia. Pero en el año 1793 cuando se le compró la jurisdicción a la villa de Navarrete, todos estos problemas llegaron a su fin.

He observado que en muchos pueblos, ponen cortinas confeccionadas en tela, en las puertas de sus viviendas.


En la margen derecha del río Mayor




Al llegar al pueblo nos encontramos con señales de trafico que nos impedían entrar en él, una gran pala escabadora estaba excavando en uno de los edificios contiguos a la iglesia, también habían obreros trabajando en nuevas canalizaciones, parte del pueblo se encontraba en obras y estaban arreglando las inmediaciones de lo que me pareció un riachuelo.
Una señora, que resultó ser la alcaldesa de Daroca, María Teresa Alvarez Ozcáriz, que se encontraba hablando con los obreros, al verme por allí parándome en las puertas y mirando por las calles, me pregunto si estaba buscando a alguien.
Le comenté el motivo por el que me encontraba allí, le hablé de mi blog, y las dos comenzamos a hablar. Me estuvo comentando que es una pena que muchas de las construcciones antiguas junto con sus puertas y demás accesorios estén desapareciendo, le comenté que había visto algunas viviendas que habían sido restauradas, hasta los aleros que eran de madera habían sido restaurados, pero que por desgracia no habían conservado la puerta original y habían cambiado esta por una de aluminio imitando la madera. En mi opinión la vivienda hubiese quedado mucho mejor y más bonita si hubiesen restaurado la original, o hubiesen puesto otra en su lugar de madera imitando la antigua. Aunque también vi otras que si que las habían restaurado, de hecho en la calle principal estaban restaurando una de las viviendas y también su puerta.
También pude ver por sus calles algunas puertas viejas y carcomidas por la carcoma, que seguramente nunca serán restauradas, ya que sería muy difícil eliminar estos hambrientos insectos.
La alcaldesa, me mostró un muro de piedra que la excavadora estaba tirando justo al lado de la iglesia, me explicó que en ese terreno se iba a construir el nuevo ayuntamiento. Espero que lo haga guardando y respetando la similitud con la iglesia, aunque creo que después de la conversación que tuvimos seguro que lo hará.





Resto de nieve sobre las tejas.

Debido al frío que había hecho la noche anterior habían placas de hielo en el suelo, y de sus tejados caían gotas de agua producidas por el deshielo.

Las fiestas de Daroca son el 10 de Agosto en honor a San Lorenzo, ese día se lleva el santo por las calles del pueblo precedido por el grupo de danzadores, durante las fiestas se comen chuletas, degustaciones y por supuesto su típico plato "El exquisito caparrón rojo de Daroca.
También el segundo domingo del mes de Noviembre, se festeja a Nuestra Señora del Patrocinio, donde se rifa una rosca.
Casas con entramados de madera

Situado frente a la iglesia se encuentra un Moral centenario (morus nigra) su edad está estimada en unos 250 años.

Gracias a que me encontré con la alcaldesa, pude conocer un detalle curioso que para mí había pasado desapercibido.
Me mostró estas marcas de cortes en las piedras, en ellas se podía apreciar que estaban desgastadas. Me explicó que sus antiguos propietarios afilaban allí sus cuchillos.