sábado, 5 de febrero de 2011

SOTÉS -La Rioja



El pueblo de Sotés se encuentra situado en el valle del río Iregua, a 16 Km. de Logroño y 10 de Nájera, como se puede apreciar en la foto se encuentra en una colina.
Esta foto la tomé desde las afueras de Navarrete, en ella se pueden ver los campos de viñedos que cubren las tierras de La Rioja y por las que suelo pasear muy a menudo, montada a caballo y otras caminando.  Muchas veces solemos recorrer esa distancia, sobre todo en primavera cuando los campos empiezan a cubrirse de verde, y en otoño cuando comienzan a cambiar de color sus hojas, nos gusta ir caminando y visitar nuestro vecino Sotés. 
En otoño, al hacerlo podemos disfrutar y saborear los pequeños racimos de uva que quedan colgando de las cepas después de la vendimia., es el mejor momento para hacerlo ya que no corremos ningún riesgo de que las uvas tengan algún producto químico, que los agricultores utilizan para fumigar los campos.  Esto lo comento ya que alguna vez he visto a algún peregrino que al pasar y ver los racimos colgando de las cepas los arrancan y sin lavarlos se los comen y es peligroso ya que se suelen sulfatar muy a menudo.



Después de visitar Ventosa fuimos a Sotés, son pueblos muy cercanos uno del otro, durante el recorrido nos cruzamos con vecinos de ambos pueblos que para hacer ejercicio suelen recorrer esa distancia cada día yendo y volviendo. Me he dado cuenta de que a muchos riojanos les encanta caminar, aunque no soy riojana, me incluyo. Tenemos la suerte de vivir en una de las regiones con menos contaminación de España, y además con gran cantidad de campos, caminos, también el "camino de Santiago" y zonas verdes para hacerlo.  



El dos de Noviembre de 1044 en la Edad Media el rey Don Garcia el de Nájera hizo mención a "Sotiello", cuando describió los limites del monasterio de San Juan de Sojuela.
Calle de Sotés y el campanario de la parroquia de San Martín construido con piedra se sillería, es de estilo renacentista.



Pórtico de la parroquia de San Martín, realizado en 1644 por Pedro de Aguilera, pero fue finalizado por Clemente de Setién. En él se destaca la estatua ecuestre de San Martín de Tours, patrón del pueblo.




La mayoría se sus viviendas se encuentran decoradas con macetas de distintas clases de plantas, alineadas a lo largo de sus fachadas.



Cortada en diagonal, por los rayos de sol, que caen sobre su vecina vivienda y al hacerlo define las zonas de sombra y de claridad, en la que resaltan los elementos arquitectónicos que la decoran

En el corazón mismo del pueblo, puerta adornada con clavos de la época hechos a mano.



Puertas como ésta cargada de historia, que pertenece al Palacete del S. XVI - XVII que perteneció a la familia Alesón, igual que el escudo de armas que se encuentra en su fachada.
En el S.XVIII en tierras sotesinas se construyeron hospitales para peregrinos jacobeos, con este hecho en Sotés se puedo empezar a hablar de los "siglos de oro"
También, en 1747 el Rey de España Fernando VI le concedió el título de Villa y la consiguiente independización de Navarrete, Todas estas cosas hicieron que Sotés comenzase a florecer.




Como lo hacen estas macetas con geranios de distintos colores, que colgadas en la reja de este balcón, decoran y alegran una de las calles del pueblo.

El paso del tiempo está ahí reflejado


En tierras riojanas, esta cerradura desvencijada, cambiando su color de origen al rojo del vino.



En Sotés se han encontrado vestigios de la época romana el más importante es "Peña Lacita" una población de finales de la Edad de Bronce y Primera Edad de Hierro



Cerradura de una gran belleza y trabajo. En mi opinión realizada por las manos expertas de un gran artesano.