martes, 23 de agosto de 2011

GRAÑÓN - La Rioja

Grañón, es una villa que fundó Alfonso III en el S. IX fue creada  al rededor del castillo de Mirabel, en el cerro con el mismo nombre, mantuvo un importante papel estratégico durante las luchas entre árabes y castellanos.


Nada más llegar a Grañón nos encontramos con esta pequeña ermita, llamada La Ermita de los Judíos
En su interior se conserva un pequeño retablo manierista del año 1540 y que fue restaurado en 1989
Sobre una columna, se encuentra la cruz con la siguiente inscripción

"Hizola Bicente clérigo beneficiado en San Juan de Grañón a 1536"




Casas solariegas

Construidas en sillería pude ver mientras recorría sus calles


Edificaciones de dos pisos, la planta de abajo construidas en mampostería, sillar o sillarejo y el superior en ladrillo. Algunas de ellas que se remontan al S. XVI conservan su historia, en los escudos heráldicos en sus fachadas


También pude ver que algunas han sido rehabilitadas, pero guardando el encanto de antaño y parte de su historia. 



Grañón fue villa amurallada, ya que se encontraba entre las fronteras de los reinos de Nájera - Pamplona y Castilla

Vivienda que nos recuerda la época medieval



Aquí también coincidí con la llamada a misa, y pude ver a muchos de sus vecinos dirigiéndose hacia la iglesia parroquial de San Juan Bautista. Dicha iglesia fue construida en donde antes estuvo el Monasterio de San Juan, el único vestigio del primitivo monasterio, es la Pila Bautismal románica que se conserva en su interior.

Fue construida en sillería, y se comenzó a construir a finales del S. XIV o comienzos del XV, fueron varios los canteros que trabajaron en ella, como Maestre Fernando, que fue el director de las obras en 1537 y Juan de Huequel y Juan De Elgorriega que lo hicieron hacia 1573.

Carpintería tosca de gran belleza

Es lo que puede apreciar en las puertas del pueblo de Grañón, como ésta del antiguo hospital del peregrino, ahora convertida en albergue y qué, debido a las fechas en que nos encontrábamos estaba decorada con motivos Navideños.
El pasado mes de Junio, dos amigos que se encontraban haciendo el Camino de Santiago, al pasar por Navarrete se quedaron en casa. Primero vino Isabel, y justo a la semana siguiente llegó Manolo, los dos me llamaron cuando se encontraban llegando a Navarrete y enseguida salí a buscarles.
No sé si fue debido a qué nos encontramos en el Camino de Santiago, pero para mí fue muy emotivo.

Todo esto os lo cuento, ya que al día siguiente, cuando tuvieron que retomar el camino, a los dos les acompañé un tramo. A Manolo, ya que estaba más entrenada, le acompañé casi hasta Ventosa. Durante todo el trayecto no paramos de charlar. No recuerdo de qué estábamos hablando, pero un peregrino que estaba haciendo el camino en bicicleta se metió en nuestra conversación y acabamos charlando con él. Nos dijo que era vasco y que había hecho muchas veces el camino, que esa vez venía desde Castellón, nos mostró los arañazos que tenía en sus piernas, según él por esa ruta el camino no estaba en muy buenas condiciones- Pensé que igual era, porque esa ruta es menos transitada.
Nos contó, que él y un grupo de vascos, amigos del camino, junto con el párroco de la iglesia de Santiago en Logroño, son los que han reconstruido y arreglado el antiguo hospital de Grañón y lo han convertido en albergue. Lo han estado haciendo, durante su tiempo libre y los fines de semana, todos ellos venían desde sus lugares de residencia y hasta ellos mismos se traían los materiales.
El hecho de que unos vascos hayan sido los que lo hayan arreglado, me pareció muy bonito.

Aquí en Logroño también están los Amigos del Camino de Santiago, ellos también se han encargado de arreglar la ermita de Santa María de Jesús en Navarrete, la han limpiado y también han restaurado todo el suelo que era de ladrillo, volviendo a colocar los antiguos, y también han cambiado la puerta por una nueva. Y creo que también se hacen cargo del albergue. El pasado 25 de Julio, día del Apóstol Santiago, celebraron ese día con una fiesta, también aquí en Navarrete. En la que obsequiaron con una comida, a todos los peregrinos que llegaban al pueblo. La fiesta duró hasta bien entrada la noche, yo tuve la oportunidad de llegar antes de que acabase y pude disfrutar un rato bailando en la plaza del pueblo, junto con los peregrinos, que en su mayoría eran extranjeros.


Aunque en su día hubo un castillo y murallas, ahora no queda ningún vestigio de ello.
La villa antes se encontraba en el Cerro de Mirabel, donde se encontraba el castillo, pero poco a poco empezaron a construir nuevas casas alrededor del Monasterio de San Juan, ahora iglesia, y así se formó el pueblo de Grañón



El Camino de Santiago revitalizó el nuevo asentamiento, gracias a que Domingo de la Calzada lo sacó de la vieja calzada romana y lo dirigió hacia Burgos pasando por Grañón y Redecilla del Camino

Puertas que ven pasar a los peregrinos caminos de Santiago
Grañón es el último pueblo del Camino de Santiago en La Rioja



Tallada
Como esta puerta he llegado a ver muchas por esta zona

Batipuerta
Así se le llama a la puerta que está delante de las otras.

Barandilla de hierro, con una acabado muy especial

En un edificio construido en piedra sillar y ladrillo, en el pueblo de Grañón

Los vecinos de dicho pueblo, celebran la Fiesta de la Asunción el 25 de Marzo, con una romería al Santuario de la Virgen de Carrasquedo.
 

Grandes ventanales, protegidos con rejas de hierro forjado, en una construcción de sillería del año 1825
El 1 de Mayo se realiza el traslado en procesión de la Virgen, desde la ermita de Carrasquedo a la Parroquia de San Juan Bautista, con actuaciones de los danzadores.

Ventanas protegidas por un alerón de madera tallada

El 24 de Junio es tradicional enramar carros e ir a Carrasquedo a hacer chocolate tras haber recorrido las calles del pueblo.

Pequeño ventanuco

También en Grañón, como es habitual en muchos de los pueblos que viven del campo, en la segunda quincena de Agosto, celebran la fiesta de Gracias, que casualmente es por estos días.
En la parroquia de San Juan Bautista, suelen hacer una representación de luz y sonido, en la que se representan escenas de la historia de Grañón.


Las tierras de Grañón, que son regadas por el río Reláchigo, y su afluente el Villar Medio, han sido origen de disputas, la más famosa fue la que tuvo lugar a comienzos del S. XIX y que enfrentó a la localidad de Santo Domingo de la Calzada y Grañón por una dehesa que se encontraba entre las dos poblaciones.
Para decidir cual de las dos poblaciones se la quedaba, hubo una pelea a muerte entre dos de sus vecinos, venció Martín Garcia, vecino de Grañón.


Vivienda construida en la época de dicha disputa. Se levantó una cruz llamada "La Cruz de los Valientes, en el lugar de la pelea, y también en Grañón se dedicó una calle a Martín García.

Escudo heráldico
Grañón cuenta con campos de cultivo, cebada, trigo, patata y remolacha. Dichos cultivos hacen que su paisaje cambie de color en cada estación. Desde el verde con la entrada de la Primavera, al amarillo en Verano y ocres y rojizo con la llegada del Otoño

¿Pisadas del Peregrino?
Eso es lo que me pregunté cuando vi estas pisadas, justo en la entrada al antiguo Hospital del Peregrino, ahora convertido en albergue.