lunes, 17 de octubre de 2011

ASANDO PIMIENTOS - Costumbres que Perduran



Otra de las costumbres que tienen los riojanos, es la de asar pimientos.

Por estos días y coincidiendo con el final de la vendimia, muchos son los que suelen asar pimientos en las puertas de sus casas, y por lo que he visto, son distintas las formas que utilizan para asarlos.




No hace mucho cuando iba a la farmacia de Navarrete, me encontré con este vecino del pueblo asando los pimientos con un soplete. Nunca antes había visto hacerlo de esta manera, lógicamente quedé impresionada y, como siempre llevo conmigo una pequeña cámara de fotos hice estas instantáneas, desafortunadamente no salieron como a mi me hubiese gustado, pero por lo menos se puede apreciar cómo lo hacen.





Ésta es otra, y la más habitual manera que también tienen para asarlos. La gran mayoría suelen hacerlo en las puertas de sus viviendas, dejando un delicioso aroma  a pimiento asado que impregna el ambiente otoñal de estos días.

También he descubierto en las tiendas un artilugio como un cilindro agujereado, en el que se meten los pimientos  que se van asando a la vez que lo hacen girar con una manivela. Ese todavía no lo he visto en acción, espero descubrirlo algún día para así poder mostrarlo en el blog. 

Otra cosa que también les escucho decir, a la vez que se miran las yemas de los dedos es: "¡cómo tengo los dedos!" se refieren a que los tiene manchados y me imagino que también cansados, debido a que después de asarlos tienen que pelarlos, y embotarlos.



Pero seguro que cuando se los coman, ya no se acordarán del trabajo que les han dado, ya que la diferencia entre los comprados es mucha, yo los he probado y se nota. Aunque soy más practica, y los compro ya pelados.