lunes, 24 de octubre de 2011

QUEJIGO Y PUEBLO SUMERGIDO EN MANSILLA - La Rioja

Pantano de Mansilla de la Sierra
Esta foto la tomé el pasado 29 de mayo, cuando estuvimos visitando el nuevo pueblo de Mansilla, el viejo no lo pudimos ver, y que se encontraba sumergido bajo las aguas del embalse.
A finales de los años 50, las aguas de los ríos Najerilla, Gatón y Portilla, cubrieron el pueblo y también sus zonas de cultivo ya que allí se construyó este pantano, para dar agua y electricidad a los pueblos del Alto Najerilla. Sus habitantes se tuvieron que trasladar a otro nuevo, construido en la ladera del monte muy cercano al antiguo.
Cuando le toque el turno al pueblo de Mansilla, ya os contaré alguna que otra anécdota de esos días, ya que mis suegros, y mi marido siendo un niño, vivían en el pueblo nuevo justo en el momento del desalojo del viejo. El motivo de encontrarse allí, fue debido a que la empresa en donde trabajaba mi suegro fue la que realizó toda la canalización del agua para el nuevo pueblo, y mi suegro fue el encargado de toda esa obra.  

Nuevo pueblo de Mansilla de la Sierra 

Como una gran mayoría de los riojanos, nosotros también este fin de semana, hemos ido a Mansilla de La Sierra, y si lo hemos hecho ha sido por dos razones, una y la principal, ha sido para poder ver el antiguo pueblo resurgir de las aguas.
Ya os he comentado con anterioridad, que este otoño está siendo mucho más seco y caluroso que otros años, y debido a la falta de lluvia, las aguas de nuestros pantanos están descendiendo a pasos acelerados, hasta el punto de que ahora mismo, se puede caminar por las calles del antiguo pueblo de Mansilla, no hace nada cubierto totalmente por la aguas.
El otro motivo era, el aprovechar nuestro viaje hasta allí, para buscar unos árboles singulares que se encuentran en el término municipal de Mansilla.
Así que ayer nos levantamos pronto y nos dirigimos hacia Mansilla, durante nuestro recorrido veíamos como la niebla cubría el paisaje, nos dio un poco de rabia, ya que el día anterior habíamos estado comentando de ir, cosa que no hicimos, y justo ayer va y sale con niebla. Pero conforme nos íbamos adentrando hacia el valle del Najerilla, el sol comenzó a brillar sobre las copas de los árboles que nos mostraban ya sus tonalidades otoñales. Pensé mucho con mis amigos, los que habían estado la semana anterior  y querían haber visto los colores del otoño. Ayer hubiesen disfrutado más, ya que se podían apreciar mucho más. Aunque todavía le faltaban unos días más para que estén en su pleno esplendor.

Para llegar a ver los árboles tuvimos que llegar justo al punto en donde se encuentra la ermita de Santa Catalina, cruzamos este puente, y continuamos por el camino de tierra que bordeaba el pantano.
 Mi marido tan sólo me había dicho que los árboles estaban cerca de Mansilla, pero lo que no me había dicho, era que teníamos que cruzar el pantano, e ir por caminos de tierra en malas condiciones.
Cuando terminé de visitar todos los pueblos de La Rioja, respiré con alivio, al saber que ya nunca más me metería por lugares peligrosos. Bueno, de los que a mi me dan miedo, pues ayer con lo tranquila que me encontraba, sentada en mi coche escuchando el último disco de Maná va y veo que se mete por ese tortuoso camino y cruza el pantano. Enseguida le pregunté si estaban muy lejos, me dijo que no, y entre tumbos y esquivando baches.


 En una curva muy cerrada, allí estaba él. Imponente, majestuoso, un tremendo quejigo. Sin saber de qué árbol se trataba, enseguida le dije a mi marido ¡Ese es! entonces me enteré que no sólo era una especie la que allí había. Si no, que eran cuatro los ejemplares conocidos con el nombre de "Quejigos de Cerro Laguna" los que allí habían. Me parecieron impresionantes, se dice de ellos que tienen una edad estimada de unos 500 años, no sé si son los más antiguos de La Rioja, por el momento, de todos los que he visto si.

Son singulares por su buen estado y vigor vegetativo, aunque dicen que los huevos que presentan son focos de problemas, no soy muy entendida en la materia, pero creo que se refieren a ésto.


Allí habían muchos más árboles y, aunque no están catalogados como singulares, a mi me lo parecieron por sus formas y tamaño.

Justo arriba a la derecha, he insertado un álbum, que he titulado "ÁRBOLES CATALOGADOS EN LA RIOJA" en donde los podéis ver junto con su ubicación.
Mientras los estaba fotografiando no hacía más que pensar en el camino de regreso, a mí me tocaba ir justo al lado del pantano, iba con los dedos cruzados esperando que a nadie se le ubiese ocurrido la misma idea, ya que ese tramo de camino solo tiene espacio para un coche. Afortunadamente a pesar de qué eran varios los coches que ayer acudieron a Mansilla, a ninguno se le ocurrió pasar al otro lado, las vistas desde allí son muy distintas y merecen la pena ver el pueblo desde ese ángulo, aunque no hace falta pasar con el coche, se puede hacer perfectamente caminando y la verdad merecen la pena

El viejo Mansilla



Restos del pueblo sumergido de Mansilla de la Sierra, y de la antigua iglesia.