jueves, 20 de octubre de 2011

NAVAJÚN - La Rioja Baja

El domingo 6 de febrero, nos levantamos cuando las estrellas todavía relucían en el firmamento, lo hicimos tan pronto, ya que nuestro primer destino para ese día era Navajún, uno de los pueblos más meridionales de La Rioja Baja.


Cruzamos la ciudad de Logroño, cuando la gran mayoría de los logroñeses, todavía dormían


Llevábamos con nosotros un pequeño mapa que mi marido había preparado con todos los pueblos, y la distancia entre ellos marcados en él. El itinerario para ese día era Navajún, Valdemadera, Gutur, Agilar del Río Alama, Inestrilla, Valdegutur, Cabretón, Valverde y Cervera del Río Alama.

Al pasar por Cervera del Río Alhama paramos, o mejor dicho recorrimos sus empinadas calles con nuestro coche buscando un bar para tomar algo, pero era tan pronto que todos estaba cerrados, así que continuamos nuestro recorrido mirando por cada pueblo que pasábamos para poder tomar algo, pero nada de nada, todo estaba cerrado. 


 Con los primeros rayos de sol iluminando la torre del campanario de la iglesia de San Blas, llegamos a Navajún. Dicha iglesia está construida en mampostería y sillarejo, se cree que es de la primera mitad del S. XVI

Vivienda típica de Navajún

La gran mayoría de las construcciones están hechas en piedra 



Con la característica de que todas las piedras tienen formas regulares, todas han sido seleccionadas como si hubiesen sido cortadas de forma rectangular. 


Navajún partido de Cervera, provincia de Logroño

Muy cerquita de allí se comunica con la provincia de Soria, por unos caminos situados en la Sierra de las Cabezas y la Sierra de Alcarama



La primera mención que se hizo de la aldea de Navajún fue en el año 1381 ese año fue donada por Enrique II al caballero navarro Juan Ramírez de Arellano, Señor de Camero, en esa donación también se incluyeron la villa de Aguilar y Valdemadera, dos aldeas cercanas

Gatitos tomando el sol


La aldea de Navajún es conocida mundialmente por su mina de Pirita, de ella se extrae cristales de Pirita, que se explotan como minerales ornamentales.
Se pueden encontrar ejemplares de Pirita de Navajún en cualquier lugar del mundo, también las hay en El Museo de Historia Natural de Londres.
Cuando estuve allí, no tuve la oportunidad de verla, tengo entendido que hay que pedir hora y por lo que sé son muy interesantes. Mi amiga Carmen si que la conoce y ya me había hablado de su experiencia como minera cuando la visitó, de hecho en su blog Creativa y Original Rioja nos habló de ella.




Al caminar por las calles de estas pequeñas localidades, siempre quedo fascinada por los detalles que veo, cómo esta vieja llave, que su dueño introdujo en esta pequeña cerradura, y vuelta tras vuelta consiguió abrir la puerta


Surco en la madera que el paso del tiempo ha ido dejando sobre esta vieja puerta.
Sus fiestas se celebran el día de san Blas el 3 de febrero, y el 16 de agosto en honor a la Virgen de Atisca


Las texturas en la madera y los volúmenes de los herrajes, siempre me han cautivado,
como esta manilla de gran utilidad para el uso de las puertas.
Se cree que su nombre proviene del término prerromano nava, que en euskera quiere decir "anchura"
Su termino municipal tiene igual distancia de norte a sur, que de este a oeste.

Aisladores de porcelana
Restos de la antigua instalación del tendido eléctrico


No sólo sus edificios están construidos con piedras, también lo están los suelos de sus calles

Con la pintura descascarada

Mª Cruz una de mis compañeras del curso de conversación en inglés en la UPL, y que es de Cervera del Río Alama, cuando le dije que había estado recorriendo su comarca, me contó que su primer destino como maestra, fue en Navajún. A mediados de los años 60 siendo ella muy joven tuvo que trasladarse hasta allí desde Cervera. Todavía recuerdo su alegre cara, cuando me contaba que su padre la llevó hasta allí montada en caballo
Al llegar allí se encontró con un edificio nuevo para el colegio, y con la vivienda del maestro o maestra, encima de la clase. Aunque me comentó que ella nunca vivió allí, lo hizo en casa de unos conocidos.
Era muy pocos los alumnos que tenía y hacía tanto frío en los días de invierno, que decidió coger los pupitres y subirlos a la casa del maestro y allí daba las clases y también los niños jugaban entre sus cuatro paredes. Creo recordar, aunque no lo puedo confirmar, qué a pesar de que no había agua corriente en la cocina y en el baño, habían puesto grifería y que para algunos de los niños esos artilugios eran una gran novedad ya qué nunca antes habían visto grifos.