jueves, 14 de febrero de 2013

LA REJA DORADA - Logroño

Hace unos días os hablé del Palacio Rejadorada que hay en Toro. Pues para sorpresa mía os tengo que decir, que aquí en La Rioja también hay una casa que tiene el nombre de La Reja Dorada.



Se encuentra en el casco antiguo de Logroño, en la calle Ruavieja, paso obligado para todos los peregrinos que hacen el Camino de Santiago.

Hubo un tiempo en el que esta calle estaba habitada por nobles.

E importantes bodegas




Allí se encuentra esta casa, conocida como La Reja Dorada, no se sabe con seguridad cuando se construyó, pero lo que si se sabe con certeza es, que en el año 1555 ya existía.



En ella vivió la que fuera esposa del General Espartero 

Hasta hace muy poco fue la bodega más antigua de Logroño, que se creó con los vinos de los cosecheros logroñeses de 1821.

Todavía en su interior se conserva la prensa y algunos objetos relacionados con la vinicultura. En su día eran muchas las bodegas y calaos, que se instalaron en el casco antiguo de Logroño.

 La profundidad, la proximidad al río Ebro, y la ventilación mediante las tuferas, generaban las condiciones ideales de humendad y temperatura para la crianza de los vinos .

Y la diferencia de niveles entre las calles Ruavieja y San Gregorio simplificaban las tareas de la elaboración del vino. La uva era introducida por la calle Ruavieja, bajando el mosto a las cubas por gravedad.




No sé el por qué a esta antigua bodega que hoy en día se ha convertido en un restaurante, se le llamaba La Reja Dorada, al ver este balcón he pensado que igual hubo un tiempo en el que limpiaban tanto su reja, que era dorada.

En él seguramente se asomaba Jacinta para ver llegar a su enamorado. Todavía se cuenta lo enamorado que estaba el General Espartero de ella, y que muchas fueron las veces que él solía pasar a caballo ante esta casa para rondar a Jacinta.


También se recuerda la alfombra roja que condujo a la novia el día de su boda, desde el umbral de esta puerta hasta La Redonda.


Y para terminar con la entrada de hoy, "Día de San Valentín" os regalo este ramo de Calas, (mi flor preferida) que me encontré en el umbral de una puerta. 

Si para el día de hoy "Día de los Enamorados" he elegido esta entrada, ha sido debido a que en mi opinión el General Espartero y Jacinta fueron una pareja muy enamorada. Y que él a pesar de tener un carácter muy fuerte y prepotente, cuando se encontraba en el ejército, sucumbía ante su amada Jacinta, que al parecer, y a pesar de ser 18 años menor que él, era ella la que en casa llevaba las riendas.