viernes, 1 de noviembre de 2013

DÍA DE TODOS LOS SANTOS - 2013

Como ya tengo por costumbre en el día de hoy, también este año os voy a mostrar imágenes de cementerios de algunos de los pueblos riojanos en los que he estado.

Este es de Camprovín

Éste situado en este lugar tan privilegiado se encuentra en Canales de la Sierra

Descansando en Posadas

No hace mucho estuve visitando este yacimiento  en el que aparecieron estas tumbas, se encuentra en Peciña



Y aquí el que para mi tiene la puerta más bonita de La Rioja y, además no sólo eso, también creo que es la puerta de cementerio más fotografiada por los peregrinos que hacen el Camino de Santiago. Se trata del cementerio de Navarrete, estos días he estado ojeando un libro que obtuve en la biblioteca pública del pueblo, y en él, además de obtener esta imagen de cómo era, en el año 1907, también obtuve alguna información sobre su construcción, que me gustaría poder compartir.

El cementerio en el año 1907 "Cultural Rioja"
Esta puerta tan bonita que tenemos en el pueblo de Navarrete anteriormente perteneció a un hospital que se encontraba en la entrada del pueblo conocido como "San Juan de Acre". Después de desmontar y enumerar sillar por sillar, se volvió a construir en el lugar escogido para el nuevo cementerio.

 El primer cementerio que tuvo Navarrete se encontraba en la calle San Juan, (dentro del pueblo), fue construido en el año 1822. En el año 1855 el pueblo sufrió una epidemia de cólera morbo asiático, y en mes y medio murieron 55 vecinos. Por falta de espacio, y por el hecho de que se encontraba en un lamentable estado, el Consistorio se planteó clausurarlo y construir el nuevo cementerio en otro lugar. Decidieron que fuese junto a la ermita de Santa María.

Los estudios para el nuevo cementerio los aprobó Luis Barrón en el año 1886, por cinco razones: Por su orientación sudoeste, así se evitaba que los vientos reinantes las miasmas pútridas que se desprenden de los cementerios llegaran al pueblo. Por su situación, en la carretera Logroño-Burgos
 La falta de torrentes a su alrededor, que hagan que se filtren materias orgánicas descompuestas, y también aprovechar la pared de la ermita de Santa María como cerramiento, como capilla, cuarto de autopsias y depósito de cadáveres.Y por su suelo, que permite cavar fosas a 1.40 m.