sábado, 14 de enero de 2017

TENER UN HIJO, PLANTAR UN ÁRBOL Y ESCRIBIR UN LIBRO


No sé vosotros, pero yo ya he cumplido, he tenido dos hijos (y un nieto, que ayer cumplió 6 meses, y que ahora mismo está volando desde Montreal, a España, para que la familia le conozca)

Melias


He plantado estos dos árboles de la variedad Melia, que en la primavera del 2004 tan solo eran dos bolitas que me encontré en el parque de la Sagrada Familia en Barcelona, y he escrito mi blog www.puertasconvivencias.com

Seguro, que al igual que yo, muchos de vosotros os habréis preguntado el porqué del dicho que dice "en la vida hay que hacer tres cosas: escribir un libro, plantar un árbol y tener un hijo"
Pues os comentaré que este dicho tan popular está basado en la adaptación de un relato profético de Mujámmad, el mensajero del islam.

Escribir un libro: hace referencia al saber o al conocimiento que una personas nos puede dejar a través de sus conocimientos, investigaciones o estudios, y que sean beneficiosos para toda la gente. Espero que mi blog os guste, ya que en él estoy invirtiendo mucho tiempo.

Plantar un árbol: se dice que la persona que planta un árbol o pone una semilla para que crezca, será recompensado, cada vez que alguien coma el fruto del árbol, repose bajo su sombra o se beneficie de él.
A excepción de algún pajarillo, nadie se va a beneficiar de los frutos de mis Melias, ya que no son comestibles. Pero en mi jardín también tengo algún que otro frutal que dan unos deliciosos frutos, y también he sido yo la que los ha plantado. pero para mi estos dos son la excepción, y de hecho, les llamo "mis árboles".

Tener un hijo: es porque cuando envejecemos, nuestros hijos van a cuidar de nosotros y cuando morimos ellos serán nuestro legado y nuestra descendencia.
Tal y como las cosas están hoy en día no tengo muy claro yo de que nuestros hijos cuiden de nosotros, ¡y más los míos que los tengo muy lejos!