viernes, 14 de junio de 2013

REINARES - SANTA ENGRACIA DE JUBERA, La Rioja

Hoy os voy a mostrar Reinares, otro de los despoblados del Alto Jubera, que se encuentra entre Santa Marina y El Collado.
 En la carretera LR-477, justo en donde comienza el camino que lleva a El Collado, aparcamos nuestro coche, ya que desde allí también sale este camino que es el que lleva a Reinares.


Antes de adentrarnos con el coche, preferí ver cómo estaba y, después de recorrer un buen trecho, le dije a mi marido, que era mejor dejar el coche allí e ir caminando, ya que lo veía muy estrecho. Era cierto que habían rodadas de coches, pero como a mí no me gusta meterme en los sitios que no sé exactamente cómo van a estar. "Mi pregunta siempre es, ¿y si luego no se puede continuar y no podemos dar la vuelta?"  


Menos mal que me hizo caso, dejamos el coche aparcado en una explanada que había justo al lado de la carretera y, monte a través, hacia Reinares que nos dirigimos.
Sabíamos que el pueblo se encontraba entre estos dos montes, y que si seguíamos en linea recta daríamos enseguida con él. 
En un principio el monte estaba muy despejado, solo habían matorrales, el suelo era de tierra rojiza, que se desprendía al caminar sobre ella, así que tenía que ir caminando despacio, para no resbalar.

Y como os decía, enseguida las ruinas de Reinares aparecieron en la distancia 


El camino fue fácil, y aunque cada vez había más vegetación, conseguimos atravesarla siguiendo los pequeños senderos que hacen las vacas.

 
Cuando llegamos a la parte más baja, me dí la vuelta y fotografié el monte por el que habíamos llegado hasta el barranco de Santa Engracia.



Para llegar a Reinares, tuvimos que cruzar este pequeño riachuelo, que por suerte traía poca agua. Seguro que con las lluvias de estos días bajará con más caudal


El pueblo se encuentra a 1085 metros de altura, y a 18 kilómetros de distancia de Santa Engracia de Jubera, municipio al que pertenece.

Espadaña de dos cuerpos de lo que un día fue la iglesia San Miguel


La economía de estos pueblo se basaba principalmente de la agricultura y de la ganadería 

Paredes que un día guardaron las vivencias de algunos de sus vecinos


 A mediados del siglo XIX vivían en Reinares 120 personas. Sus gentes abandonaron el pueblo en el año 1960.


Despidiéndome de Reinares


Puente
Para regresar a nuestro coche, decidimos hacerlo por su original camino y, para ello lo primero que tuvimos que hacer fue cruzar este puente de piedra de la época medieval. Se cree que se construyó entre los siglos XV y XVI 
 Inmediatamente nos arrepentimos de haber tomado esa decisión. El camino se nos esfumó y no sabíamos por dónde continuar, teníamos miedo de desviarnos,  pero después de algunas intentonas, conseguimos descubrir nuevos rastros del camino, y a lo lejos vimos los reflejos que el sol daba en nuestro coche, y eso hizo que nos orientásemos y mejor, y pudimos llegar a la carretera.
Tengo que decir, que si hubiésemos ido con nuestro coche por el camino no hubiese pasado nada, ya que hay una explanada en la que se puede aparcar y dar la vuelta perfectamente.